TSJ capitalino defiende actuar de jueces en el caso de la familia hallada muerta en la Magdalena Contreras

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante las polémicas declaraciones de los abogados del caso de la mujer que mató a sus tres hijos y se suicidó, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ-CDMX) defendió la actuación de las juezas Décimo y Undécimo de lo Familiar, quienes se han ocupado del asunto.

Su actuar “se apegó en todo momento a las actuaciones que obran en los respectivos expedientes, y siempre mirando en todo por el interés superior del menor”, aseguró el organismo presidido por Álvaro Augusto Pérez Juárez.

En una tarjeta informativa, el órgano judicial aseguró que, en el caso de la resolución de la juez Undécimo respecto a conceder la guarda y custodia a Leopoldo Olvera Villa, padre de los tres menores, por encontrarse bajo el supuesto de alienación severa, fue confirmada en segunda instancia por magistrados de la Tercera Familiar.

Incluso, agregó que la madre de los niños, Mireya Agraz Cortés, recurrió al juicio de amparo, siendo negada la protección y amparo de la justicia federal por el Juzgado Décimo Segundo de Distrito en Materia Civil. Añadió que contra esa decisión interpuso el recurso de revisión que se encuentra pendiente de resolver por el Décimo Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito.

Según el TSJ, en el tribunal colegiado antes referido también fue solicitado que el recurso de revisión se enviará a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que atrajera el asunto, pero dicha petición fue rechazada.

La juez resolvió en su sentencia la obligatoriedad del padre para que llevara a los tres menores a terapias psicológicas ante profesionistas en la materia adscritos en ese entonces al Instituto de Ciencias Forenses (Incifo), para tratar la alienación parental que sufrían.

Luego, fijo audiencia para la presentación de los niños para entregarlos al padre, solicitando a instancias internas del Tribunal encargadas de velar por la protección de derechos humanos y de asesoramiento psicológico. También pidió a instancias externas especializadas en el desarrollo integral de la familia, que designaran a los profesionistas necesarios que se encargaran de asistir a los menores en la citada diligencia.

El TSJ aclaró que en el caso de la actuación de la juez Décimo en Materia Familiar “ésta se ciñó única y exclusivamente a la disolución del vínculo matrimonial”.

Tras el hallazgo de cuatro cadáveres -la madre, sus tres hijos y el abuelo materno, además de una mujer de la tercera edad inconsciente-, en una casa de la colonia San Jerónimo Lídice, delegación Magdalena Contreras, el pasado miércoles 7 de junio, los abogados de los padres comenzaron a lanzar declaraciones en el sentido de que la mujer presuntamente tenía problemas mentales y ejercía alienación parental, mientras que el padre abusaba sexualmente de los menores.

Comentarios