Gobierno de CDMX acepta que sólo tiene permiso del INAH para renovar pavimento en Reforma

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno de la Ciudad de México reconoció que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no le ha otorgado el permiso general para construir la Línea 7 del Metrobús sobre el Paseo de la Reforma.

En un comunicado, la Consejería Jurídica y de Servicios Legales destacó que la dependencia federal le dio el permiso para realizar la renovación de pavimentos en el carril confinado que seguirá la ruta proyectada para esta línea, de Indios Verdes a la glorieta de la Fuente de Petróleos.

Sin embargo, aclaró que el INAH “irá generando con oportunidad las licencias para poder continuar con el resto de la obra civil y la colocación del mobiliario urbano autorizado” para la operación de ese servicio de transporte público concesionado.

Luego de la orden de un juez federal de parar la construcción a razón de un amparo interpuesto por la Academia Mexicana de Derecho Ambiental (AMDA) y tras las declaraciones del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, de que seguirá la obra “no me importa que nos amenacen con que nos van a denunciar que violamos suspensiones”, representantes de las dependencias involucradas en el proyecto tuvieron un encuentro de trabajo en oficinas del INAH.

Según la Consejería, en la reunión participaron el director general del INAH, Diego Prieto; el consejero Jurídico, Manuel Granados; los secretarios de Obras y Servicios, Edgar Tungüí; y de Movilidad, Héctor Serrano; así como el director general de Metrobús, Guillermo Calderón, entre otros funcionarios del gobierno capitalino.

En el encuentro, dijo la Consejería, ambas instituciones coincidieron en que el Paseo de la Reforma es una avenida “emblemática y representativa” de la capital por su aportación histórica, cultural y como espacio de encuentro social.

Además, coincidieron en la necesidad de preservar el entorno histórico de la Calzada de los Misterios y del Bosque de Chapultepec, zonas involucradas en el trazo de la Línea 7 del Metrobús.

Ambas entidades consideraron que la construcción de dicha Línea “debe atender al cuidado del patrimonio cultural de los mexicanos, al tiempo que facilita la movilidad de los ciudadanos que día a día transitan por la ruta que habrá de ser cubierta por este medio de trasporte colectivo”.

También hicieron el recuento de los avances en la definición y adecuación del proyecto durante casi un año de trabajo en mesas conjuntas de análisis de gabinete y campo, entre las instancias involucradas.

Según la Consejería, las autoridades acordaron “mantener e intensificar el trabajo de las mesas técnicas ya establecidas, con el objeto de perfeccionar el proyecto presentado al INAH, en relación con el equipamiento, la ubicación y características de las 30 estaciones que se tienen proyectadas en el trayecto, en ambos sentidos; incluyendo la señalética y los anuncios que en ellas se presenten, con estricto apego a la norma vigente, y a la necesidad de mejorar la imagen del Paseo de la Reforma”.

Además, se afinarán “detalles relacionados” con la obra física y se acordarán acciones que “favorezcan la protección de los monumentos históricos que se exhiben en dicha avenida”.

Por último, anunció que en próximas fechas, el INAH y el gobierno de la Ciudad de México darán a conocer el proyecto “Rescate Integral de Paseo de la Reforma” que, “en el ámbito de las atribuciones del propio gobierno de la CDMX podrá aplicar en la zona, a sugerencia del propio Instituto, en materia de publicidad e invasión del espacio público”.

Comentarios