La exposición a la narcoviolencia daña la salud mental de los mexicanos: especialistas

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El ambiente de violencia presente en el país desde hace diez años impacta de manera negativa en la salud mental de los mexicanos. A esta conclusión llegó la primera mesa de discusión del Foro Nacional sobre Salud Mental e Intervenciones Psicosocial en Contextos de Violencia.

En el simposio -organizado por Médicos Sin Fronteras- María Elena Medina Mora, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría, aseguró que la depresión y el estrés post traumático son las dos principales consecuencias psicológicas de la exposición de diez años de violencia, luego de la “guerra” contra narcotráfico declarada por el expresidente Felipe Calderón.

Además, señaló que los principales delitos que generan estos padecimientos son el abuso sexual, la persecución y el secuestro, por lo que reiteró que la violencia es el principal factor de riesgo para desarrollar problemas relacionados con la salud mental.

En la conversación que se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto de Psiquiatría, Juan Ramón de la Fuente, exrector de la UNAM, aseguró que los mexicanos viven un marco de violencia colectiva al padecer los embates de los grupos del crimen organizado, pero también del Estado y sus instituciones.

El académico añadió que los actos violentos repercuten de manera directa en los derechos humanos de las personas y resaltó las consecuencias que generan en la salud emocional de las mismas.

Por esta razón sostuvo que la política de combate al crimen organizado es errónea y que la respuesta de militarización para “tratar de contener con poco éxito la ola violencia”, tiene efectos negativos en la salud de los mexicanos.

Afirmó:

“Los impactos en la salud mental y en la salud general ya son evidentes con la disminución de un año en la esperanza de vida de hombres y mujeres jóvenes”.

Normalización de la barbarie

Por su parte, Emilio Alvarez Icaza, exsecretario ejecutivo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), denunció que las autoridades de los tres órdenes de gobierno viven en la “normalidad de la barbarie”.

Acusó también que las cifras de muertos y desaparecidos del país desde el 2006 a la fecha son superiores a las cifras reportadas durante el periodo de dictadura en Argentina, a finales del siglo pasado.

Estimó además que, de continuar con la tendencia de violencia, este año podría contarse como el periodo más violento de México, “incluso más que 2010 o 2006”, advirtió.

En el evento, al que asistieron diversos colectivos de víctimas, también se discutió sobre los impactos de la violencia en todos los estratos sociales.

Se resaltó que las repercusiones emocionales y psicológicas en los funcionarios públicos y, periodistas son poco estudiados por los académicos e investigadores.

Al finalizar el encuentro, los tres académicos aplaudieron la iniciativa de Médicos Sin Fronteras de convocar a instituciones públicas, organizaciones civiles e investigadores a hablar de la violencia en el país y mirar sus repercusiones humanas.

También hicieron un llamado a las autoridades a emprender acciones en la materia y a tomar en cuenta los resultados de estas investigaciones.

“Hablemos de las heridas. Foro Nacional sobre Salud Mental e Intervenciones Psicosociales en Contextos de Violencia” tiene como objetivo mostrar la magnitud de la violencia que viven personas y comunidades a lo largo del país.

Durante dos días reunirá expertos en materia de derechos humanos, salud y colectivos de víctimas para compartir experiencias de los contextos de violencia en diferentes estados.
mlv

Comentarios