Vinculan a proceso al agresor de un sacerdote en Tijuana

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un juez dictó este jueves auto de vinculación a proceso contra Saúl Ontiveros Varela, Güero Barrotes, por su presunta participación en el delito de homicidio agravado en grado de tentativa contra el párroco Antonio Zambrano García, en Tijuana, Baja California.

La noche del pasado jueves 8, cuando se encontraba en el interior de la casa parroquial de la Iglesia San Pedro y San Pablo, en la colonia El Florido 1ra. Sección, el padre Antonio escuchó ruidos al exterior de su vivienda y decidió salir a investigar. En el patio de la parroquia vio a un sujeto agazapado, con apariencia de cholo, y lo instó a salir del predio.

Aunque al principio el sujeto accedió, éste retornó sobre sus pasos blandiendo un cuchillo y gritando: “Ahora si cabrón, córreme hijo de tu pinche madre”, tras lo cual intentó lesionar al sacerdote, quien pudo esquivar los ataques y desarmar a su agresor. Este fingió huir, pero después arremetió con un desarmador, clavándolo en la cabeza del padre Antonio, a la altura del oído izquierdo.

Al ver al párroco derrumbado, su agresor lo dio por muerto y salió huyendo al tiempo que gritaba a presuntos acompañantes: “Arre, arre, que ya lo maté”. Así lo declaró el sacerdote al Ministerio Público un día después del ataque, de acuerdo con información difundida por el semanario Zeta.

El juez determinó un plazo de investigación de cinco meses, mientras el imputado se encuentra en prisión preventiva oficiosa.

Comentarios