Vinculan a proceso a tres excolaboradores de César Duarte por desvío de recursos

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- Jueces de Control vincularon a proceso, este viernes, a Sergio Medina Ibarra, Gerardo Villegas Madriles y Jesús Manuel Esparza Flores, excolaboradores del exmandatario de Chihuahua César Duarte Jáquez.

En la última audiencia, que concluyó pasada la medianoche, se dio a conocer que el exgobernador ordenó que le llevaran a Casa de Gobierno 22 millones de pesos para pagar a los diputados que aprobaron la bursatilización.

Testigos protegidos (uno de ellos exfuncionario de primer nivel) revelaron que otras cantidades millonarias que se desviaron del erario fueron utilizadas para comprar propiedades privadas y minas, y para patrocinar campañas, como la del excandidato a la gubernatura, Enrique Serrano Escobar.

En una audiencia de más de 15 horas, el exdirector del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios de Hacienda, Sergio Medina Ibarra, fue acusado del desvío de 379 millones 204 mil 999 pesos de las arcas públicas.

De acuerdo con el Ministerio Público, dentro de la red de corrupción que operó la administración de Duarte, éste instruyó personalmente a la Secretaría de Hacienda a realizar las transacciones y designó a los funcionarios que efectuarían los contratos simulados.

Dicha red estaba integrada, en primer lugar, por titulares de las secretarías y equivalentes, que participaban en políticas públicas y en el desarrollo del Plan de Gobierno; en segundo plano se encontraban los directores generales, así como directores y jefes de departamento, que atendían la operación de los recursos para su desvío, y finalmente empleados de gobierno que debían mantener la operación técnica y burocrática en “atención a la sociedad”.

El desvío de los casi 380 millones de pesos fue encargado directamente al exdirector de Administración, Gerardo Villegas Madriles, también procesado por el delito de peculado agravado. Y el operador de ese procedimiento fue el exdirector general de Administración, Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga, quien en marzo pasado falleció en un accidente automovilístico en la carretera Parral-Chihuahua.

Ambos firmaron los documentos en 2015, con fecha del 2 enero de 2013.

El imputado simuló un procedimiento administrativo en el periodo de febrero a octubre de 2016, para la prestación de servicios por adjudicación directa con la empresa Asesorías y Servicio a Informáticos Online, S.A. de C.V (con la que presuntamente tiene relación el exauditor Jesús Manuel Esparza Flores, también procesado.

En complicidad con otros colabores y empresarios, Sergio Medina hizo 28 pagos y transferencias bancarias para fingir la realización del dictamen de excepción a la licitación, acta de adjudicación directa, contrato y facturación a favor de la empresa creada en diciembre de 2012, cuyo registro no existe.

Quienes participaron en esa acción ilícita desarrollaron negocios personales en su beneficio, de acuerdo con uno de los testigos protegidos, quien manifestó que los exfuncionarios compraron viviendas, predios rústicos y ganado, dentro y fuera el estado.

Aseguró que en el caso de Medina Ibarra compró la planta de minerales Real de Viedma en el municipio de Parral, y el club deportivo Mineros de Parral.

Gerardo Villegas era el encargado de llevar personalmente el dinero a su tío César Duarte. El año pasado le llevó en dos maletas 22 millones de pesos que guardaba en un cajón de su oficina. Ese dinero se destinaría al pago de cada diputado que aprobó la última bursatilización en el sexenio duartista.

Previamente otro juez resolvió vincular a proceso al extitular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), Jesús Manuel Esparza, quien presuntamente destinó 542 mil pesos para pagar vacaciones a sus familiares en San Francisco, Miami, Cancún y Playa del Carmen.

Tras una denuncia que presentó el diputado panista Jorge Carlos Soto Prieto, al exauditor le abrieron otro proceso penal porque en las observaciones del Informe Técnico de Resultados 2014 ocultó un millón 836 mil pesos de la cuenta pública del ayuntamiento de Parral, que no estaban justificados.

De acuerdo con el Ministerio Público, el excoordinador de auditores de la ASE, Eleazar Rubio Meléndez, fue quien delató a Esparza Flores, y el destinatario del dinero, dijo, fue el exdiputado priista por Parral (también cercano a Duarte), Pedro Adalberto Villalobos Fragoso, quien lo entregó al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Según se ventiló en la audiencia, la declaración de Rubio Meléndez se tomó en el despacho de Jorge Soto.

La erogación del millón 836 mil pesos se hizo a nombre de Ericka de los Ángeles Solís Muñoz, sin comprobante de por medio, recibos de nómina, factura o contrato de prestación de servicios.

Cuando se pidió la copia de los cheques para investigar el dinero, detectaron siete por un valor de 239 mil pesos girados a nombre de Solís Muñoz, endosados al exlegislador Pedro Villalobos.

Las autoridades también detectaron otros cheques por un millón y medio de pesos –de enero a diciembre de 2014–, todos endosados a Pedro Villalobos, quien los cobró personalmente para entregarlos al PRI.

El pasado miércoles 14 fue vinculada a proceso por peculado agravado la exdirectora de Administración de la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte, Karla Jurado Bafidis, por el presunto desvío de 246 millones de pesos de la dependencia, junto con otros exfuncionarios duartistas.

Comentarios