“Por mi madre, bohemios”: homenaje a Monsiváis

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- En agosto de 1968, en pleno ascenso del movimiento estudiantil, Carlos Monsiváis publicó en el suplemento La Cultura en México, de la revista Siempre!, un primer compendio de las declaraciones y frases que documentaban la intolerancia del régimen priista y, en especial, del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, preso en su propia paranoia y ansiedad por reprimir al movimiento estudiantil.

Esta primera antología fue el germen de lo que sería una sección periodística, elaborada por Carlos Monsiváis, cuyo título se inspiró en el memorable El Brindis del Bohemio, de Guillermo Aguirre y Fierra. Para Monsiváis, este poema era “un gran residuo de la cultura del arrebato” mexicana.

En 1972, después de la matanza de Tlatlelolco, del encarcelamiento de los líderes estudiantiles, Monsivais inició la publicación semanal de lo que se convertiría en la colaboración periodística más constante, junto con cientos de artículos, crónicas y ensayos publicados en decenas de publicaciones.

“En materia de disparates, no hay mejor manera de celebrarlos que repetir las frases textuales y exponer a sus declarantes”, dijo Monsiváis. Ese fue el principio de la inquieta R (la Redacción), la voz múltiple e irónica que se convirtió en el alter ego del escritor.

De 1972 a 1987, Por mi Madre, Bohemios, se publicó en el suplemento La Cultura en México. A finales de 1989 comenzó a publicarse cada lunes en La Jornada, en colaboración con Alejandro Brito, hasta el 2001. A invitación de don Julio Scherer y de Rafael Rodríguez Castañeda, fundador y director de Proceso, respectivamente, Por mi Madre Bohemios revivió en las páginas de la revista desde marzo de 2006 hasta la muerte del autor, en junio de 2010, en colaboración con un servidor.

Comencé a colaborar con Monsiváis en la elaboración de Por mi Madre Bohemios a finales de la década de los noventa. Tenía acceso a los monitoreos que me llegaban de toda la prensa y a las auténticas perlas de quien sería “el primer presidente de la onda grupera”, como el propio Carlos describió a Vicente Fox.

Las colaboraciones conjuntas se formalizaron desde 2001 hasta marzo de 2010. Tres meses después, en junio de 2010, Carlos dejó este mundo para continuar alguna de sus siete vidas como gato. De hecho, el último texto que me dictó y que se publicó de él, antes de que lo operaran y las complicaciones hospitalarias lo dejaran postrado en terapia intensiva, fue la última Por mi Madre, Bohemios. En ella citamos y nos burlamos de las teorías sobre el “daño colateral” de la guerra contra el narco que decretó Felipe Calderón.

-Vamos hacia el facismo. De eso no tengo la menor duda –me confió Carlos después de que terminamos esa colaboración.

Pensé que exageraba, pero a siete años de distancia, creo que Monsiváis no sólo tenía razón sino que advirtió claramente esta oscura etapa de agresiones a activistas, a defensores de derechos humanos, a periodistas, a disidentes de todo tipo.

Las cuatro décadas de Por Mi Madre, Bohemios fueron el registro gozoso y agudo de los declarantes y disparates más legendarios. Fue una colección de frases, refranes, aforismos, versos, retruécanos y desmenuzamiento de los silogismos más increíbles y de las contradicciones más evidentes que semana a semana coleccionábamos Monsiváis y un servidor.

Fue una columna con colaboradores involuntarios y, como advirtió Rafael Barajas, El Fisgón, fue predecesora de los actuales Memes de las redes sociales que exhiben y burlan a los personajes públicos.

Carlos siempre buscó aminorar el adoctrinamiento y el exceso de rollo (el mal infantil de nuestras izquierdas) porque él estaba convencido que “si perdemos el sentido del humor quiere decir que estamos completamente politizados”.

Durante toda una semana preparaba las declaraciones y algunos comentarios que le escribía. En particular, me divertía mucho transcribiéndole los discursos más disparatados de Felipe Calderón y él gozaba con los apellidos de los declarantes. “¿En serio se apellida Pocorroba?”, me decía jocoso del exdiputado federal panista Mario Becerra Porcoroba.

Para mí era un orgullo que Carlos retomara mis participaciones como la R. sin alterarlas. Quería decir que ya éramos una santísima Trinidad: el Monsi, Villamilo y la R.

Varias veces me dijo que debía hacerme cargo ya de la columna, pero nunca caí en la tentación de pretender sustituir la agudeza, la inigualable ironía de Monsiváis que, incluso, desarrollaba auténticas tesis breves a partir de algún exabrupto de Norberto Rivera en contra de los matrimonios del mismo sexo o del uso del condón.

“Para Documentar Nuestro Optimismo”, como solía decir la R, ofrecemos a continuación una colección reciente de esos disparates y dislates, en homenaje a la escuela monsivaiana.

1.-Desde que el Gran Partido confundió a sus dirigentes nacionales con personajes de carpa o con acaparadores de concesiones de taxis, el PRI-Uber.

“A mí me indigna la corrupción”.

(Enrique Ochoa Reza, mejor conocido como Clavillazo tricolor, 14-junio-2017).

2.-El nuevo mantra de la generación orgullosamente peñista:

“Sí merezco abundancia, Sí, merezco abundancia”, así hasta las 300 páginas.

(Karime Macías de Duarte, primera dama de la Porkycracia veracruzana).

3.-El Big Brother electoral que ve todo y no hace nada:

“Estos comicios son de los más vigilados de la histora” (Claro, diría la R. que tiró cabezas de cochino, narcomantas, repartió citatorios falsos y mandó de acarreados a los policías del Estado de México).

(Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, 6 de junio de 2017).

4.-A continuación les presentamos al único lobby capaz de convertir a los niños en objetos: el lobby gay.

“Los jueces emitieron una resolución benéfica al lobby gay… Los jueces no salvaguardaron el bien superior de los niños, quienes tienen derecho a desarrollarse dentro de una familia natural, es decir, tener un padre y una madre, pero la Corte los redujo a objetos; además, les priva de su dignidad al hacerlos sujetos de un falso derecho de parejas que no entienden que los niños no están para satisfacer carencias afectivas, sino para ser formados y educados dentro de una familia normal en la que deben recibir lo necesario para su desarrollo integral”.

(Editorial titulado “La Tremenda Corte”, de El Semanario Desde la Fe, de la Arquidiócesis de la Ciudad de México.17-agosto-2015,).

5.-Si ustedes creyeron que las familias deben ser diversas, opcionales y abiertas, este excelso ministro de la Suprema Corte de Justicia, el último en entrar a la misma, nos ha dado el apotegma: entre las familias como entre los ministros el derecho a las adopciones no es la paz.

“Me parece que la adopción es un mecanismo que atendiendo al derecho superior del niño permite el ejercicio del derecho de formación de familia, pero sin que esto signifique que toda familia pueda tener derecho al mismo, sólo por el hecho de ser familia, o que no sea posible el establecimiento de determinados parámetros generales para acceder a la misma”.(El declarante abrirá una nueva oficina de Parámetros de la Familia Respetable, la R. en comento).

(Eduardo Medina Mora, ministro de la Suprema Corte que votó en contra de la mayoría que invalidó un artículo de la legislación de Campeche que prohibía de manera absoluta la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo. El Universal, 2 agosto 2015, p. 10).

6.-El escozor en tiempos de Peña Nieto.

“Así como evidentemente esto genera cierto escozor entre la gente, también es positivo: le da a nuestro país condiciones de mayor competitividad (un país con una sociedad con escozor alcanza niveles de productividad muy altos, dice la R que le compite a Agustín Cartens), lo hace más atractivo, también (¿No han visto las hermosas postales mexicanas con el rostro del escozor tras el descubrimiento de las fosas clandestinas a donde fue a parar el peso y el Estado de derecho mexicanos?), la R. que sabe de atractivos.

“El turismo atrae mayor turismo. Le pasa a muchos países!” (Y el escozor atrae mayor escozor y nosotros seremos un destino de “VIP” para el escozor, la R. en plan de folleto turístico).

(Enrique Peña Nieto, telepresidente de México, Reforma, 16 agosto 2015, p. 2).

7-Desde que los Estatus dejan de ser El estatus

“La juventud es retar los estatus” (Quizá el declarante pensó en los estatus de la república, en los estatus de ánimo, en los estatus del Metrobús o en los distintos estatus de la ignorancia, la R. compasiva).

(Enrique Peña Nieto, presidente de los jóvenes, La Jornada, 13 agosto 2015, p. 3).

8-A continuación, una demostración de profunda argumentación jurídica en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación cuando alguien discute sobre los usos y costumbres de los pueblos indígenas:

“Pinche gato, pinche naco, cállate”.

(Magistrada electoral María del Carmen Alanís al gritarle a su homólogo González Oropeza, Homozapping, 7 de agosto).

9.-Ni en lo individual ni en su conjunto el glorioso Instituto Nacional Electoral se salva de la decisión de exonerar al Partido Verde y mucho menos de la proclividad de su consejero presidente a imitar a Cantinflas, de vez en cuando, o a Donald Trump, cuando piensa en los indígenas mexicanos.

“No pretendo menospreciar la gravedad de las conductas cometidas por el Partido Verde y su actitud desafiante a la autoridad y a las reglas del juego democrático, pero ni en lo individual, ni en conjunto (Es más ni siquiera con la simpatía del Piojo Herrera, la R. que sabe mucho de fútbol tuitero), me parece que los ilícitos en que incurrió hayan puesto en riesgo la supervivencia de nuestra democracia (¡Claro que no! Seguirán recibiendo millones de recursos públicos para seguir extorsionando, la R. Verde).

(Lorenzo Córdova, presidente del Instituto Nacional Electoral, Reforma, 13 agosto 2015, p. 3).

10.-Según el declarante, ni Francisco Zarco, ni Manuel Buendía, ni Julio Scherer ni Miguel Ángel Granados Chapa ni Carmen Aristegui serían héroes de la libertad de expresión. Porque todos ellos se portaron “muy mal”:

“Se los digo por ustedes, por sus familias, pero también por mí y por mi familia, porque si algo les pasa a ustedes al que crucifican es a mí. Pórtense bien (Si se portan mal no habrá cruz de la que me puedan colgar, la R. en plan Fitnes). Todos sabemos quiénes andan en malos pasos (NO es que los espiemos, simplemente vigilamos a todos antes de que los maten, la R. pitagórica). Todos sabemos quiénes de alguna o de otra manera tienen vinculación con estos grupos. Que nos hagamos como que la Virgen nos habla es otra historia. Pero todos sabemos quiénes tienen vínculos, quiénes están metidos con el hampa (Y cómo TODOS lo sabemos, pues ya para qué investigamos si todos somos culpables hasta que nos filtren la información contraria, la R.). Pórtense bien”.

(Javier Duarte, desgobernador de Veracruz, La Jornada, 4 de agosto 2015).

11.-Cuando conviertes las consignas en tu contra en retórica vacía para lavarte las manos:
“No se mata a la verdad matando periodistas”.

(Enrique Peña Nieto, residente temporal de la Casa Blanca, de la casa de Ixtapan de la Sal, de la casa de Los Pinos, de la Casa de Citas).

(Jenaro Villamil en el Homenaje a Carlos Monsiváis, Por mi Madre Bohemios, Museo El Estanquillo 2017).

Comentarios