Trump se defiende por “cacería de brujas” en su contra

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- A casi cinco meses de asumir la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump insiste en que hay una “cacería de brujas” en su contra en medio de escándalos que lo rodean.

Este domingo, vía Twitter, el mandatario estadunidense manifestó: “El programa ‘Devolver la grandeza a EEUU’ va muy bien a pesar de que se distrae la atención con la caza de brujas”.

Trump, quien por primera vez pasa un fin de semana en Camp David, residencia oficial de vacaciones de los presidentes de Estados Unidos, acompañado de su familia, siguió su defensa: “Muchos nuevos empleos, elevado entusiasmo de las empresas”.

El viernes 16, igualmente vía esa red social, el presidente confirmó que es sujeto de una investigación independiente por parte del Departamento de Justicia, bajo la sospecha de obstruir la justicia, tal como lo reportó el diario The Washington Post.

“Estoy siendo investigado por despedir al director del FBI (James Comey), por el hombre (Robert Mueller) que me aconsejó que corriera al director del FBI. Cacería de brujas”, escribió el mandatario ese día.

The Washington Post reportó desde el miércoles que Mueller, a cargo de la investigación independiente del Departamento de Justicia que intenta esclarecer la presunta colusión entre la campana de Trump y el gobierno de Rusia para socavar las elecciones presidenciales del año pasado, había iniciado una pesquisa sobre el presidente en base al posible delito de obstrucción de justicia.

El objeto de la investigación de Mueller sobre Trump se concentra en el hecho de que Comey, la semana pasada ante el Comité de Inteligencia del Senado, declaró bajo juramento que el presidente en por lo menos cuatro ocasiones le pidió que desechara la investigación que el FBI lleva a cabo sobre el asunto de Rusia.

Comey, quien fue despedido por Trump el pasado mes de mayo como director del FBI, declaró ante los legisladores que el 14 de febrero de este año, el mandatario le pidió que dejara de lado la investigación que involucra al general Michael Flynn, exjefe del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, por su posible complicidad con los rusos para manipular las elecciones presidenciales y por haber mentido sobre al respecto.

Comentarios