“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

La FIFA estudia propuesta de partidos de 60 minutos efectivos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En la actual Copa Confederaciones Rusia 2017, caracterizada por la polémica aplicación del Video Assistance Referee (VAR) en los partidos, ya anuló goles a las selecciones de Portugal -contra México- y Chile -frente a Camerún-, apenas en el arranque de la primera jornada.

Pero ahora la FIFA analizará nuevas modificaciones al reglamento de competencia.

Esta vez, el Consejo de la Asociación Internacional de Futbol (IFAB, por sus siglas en inglés), responsable de las modificaciones al reglamento de competencia como el VAR que tanta controversia ha desatado, acaba de poner a consideración de la FIFA un nuevo proyecto, denominado “Play Fair” con la idea de actualizarlo.

Entre las principales modificaciones que se proponen está reducir el juego regular de 90 a 60 minutos -30 minutos efectivos por cada tiempo.

De esta manera, el partido podría extenderse sin tiempo determinado, ya que el árbitro detendrá el cronómetro del juego cada vez que el balón deje de estar en movimiento, como ocurre en los partidos de futbol americano y de baloncesto.

El proyecto de IFAB, que será estudiado por la FIFA en marzo de 2018, también propone dotar de toda la facultad al capitán del equipo, con el único propósito de que sea la única voz autorizada para casos de reclamos al silbante por jugadas polémicas.

Con esta medida, el capitán también podrá auxiliar al árbitro a tranquilizar a sus compañeros para casos de tensiones.

Para completar, el jugador que “intimide” al silbante en una protesta será objeto de una amonestación directa.

No son las únicas modificaciones significativas que se pondrán a consideración de la FIFA:

Se sancionará con penal -y no con tiro libre indirecto-, cuando el portero tome con la mano el pase de un compañero o por un saque de banda dentro del área.

El árbitro marcará gol directamente cuando un jugador toque el balón con la mano en la línea o muy cerca de ésta.

En el cobro de un penal, con la finalidad de impedir las frecuentes invasiones, se aplicará un criterio similar a la tanda actual de definición: o se convierte o se falla.

Si un atacante invade el área, el silbante considerará fallado el cobro de la falta y, por lo tanto, no se ejecutará. Además, si el portero detiene el remate o el balón se impacta en el poste, el partido se reanudará con saque de arco.

Con las modificaciones que se plantean, tampoco será necesario que el balón esté totalmente detenido a la hora de realizar un saque de arco, pues se considera que no genera ningún tipo de ventaja para el portero.

De aprobarse el proyecto, en adelante cuerpo técnico y jugadores suplentes serán sancionados con amonestaciones o expulsiones -según sea el caso-. La medida ya no quedará en una simple advertencia.

Además, en caso de expulsión de un jugador suplente, el equipo perderá la posibilidad de hacer uno de los tres cambios permitidos en el juego.

Anulados por la tecnología

El domingo 18, el defensa Pepe marcó el 1-0 para la selección de su país, Portugal, en el partido contra México. A pesar que el árbitro argentino, Néstor Pitana, lo dio por válido, se utilizó el VAR por primera vez y, tras revisar el video, el silbante marcó fuera de juego previo a la acción del gol.

Más adelante, otra vez con la asistencia de la tecnología, el árbitro le dio por bueno el segundo tanto a los portugueses, que empataron a dos anotaciones con los mexicanos el domingo en el Kazán Arena.

El mismo día, Chile debutó en el certamen ruso frente a Camerún, al que superó 2-0. Sin embargo, al minuto 46 el silbante invalidó el tanto del delantero Eduardo Vargas -jugador de Tigres de la Universidad de Nuevo León-, que hubiese significado el primer tanto de los andinos.

Comentarios