Reportan disturbios en Topo Chico luego del traslado de reos a otros estados (Video)

MONTERREY, NL (apro).- De nueva cuenta el penal de Topo Chico fue escenario de disturbios después de que fueran traslados de esa penitenciaría 37 internos, todos ellos de alta peligrosidad, identificados como líderes de la delincuencia organizada, a reclusorios federales de otros estados.

Otro reo más fue sacado del penal de Apodaca con el mismo propósito.

Al informar sobre los hechos, Aldo Fasci Zuazua –vocero de seguridad en la entidad– dijo que hubo un lesionado no grave, atacado con una puntilla, identificado como Miguel Ángel Picón Moreno.

El vocero dijo que elementos de Fuerza Civil dispararon armas que arrojan cápsulas de gas lacrimógeno para dispersar “un grupo pequeño” de reclusos, que ya fue aislado y que permitió que la autoridad retomara el control del inmueble.

Fasci explicó que el disturbio fue ocasionado por grupos criminales que, desde el exterior, notificaron a los internos que, luego de estos traslados, tomaría el control de la penitenciaría otro reo que continúa adentro, al parecer conocido como Kakino.

Por eso, tras el operativo efectuado en la mañana, por la tarde un grupo de reclusos se inconformó con el incendio de colchones cerca del área femenil, y desplegó mantas desde el techo de los ambulatorios, para demandar que el señalado líder fuera también llevado fuera de Topo Chico.

“No Kakino”, “No queremos a Kakino”, se advertía en mantas y cartulinas que exhibían unos 20 reclusos que se cubrían los rostros. Por ventanas del área femenil también se leían mensajes con la misma consigna.

Reportes hemerográficos refieren que en enero de 2012 fue enviado al penal del Topo Chico, Jaime Cabrera Escalante, El Kakino, jefe de Los Zetas en San Nicolás, que fue detenido un mes antes, con otros 10 plagiarios, que asesinaron a dos de sus víctimas, pese a que los familiares pagaron el rescate.

Algunos reportes señalan que esta persona sería un reo recién llegado, procedente de Tamaulipas.

En el exterior del reclusorio, decenas de familiares demandaban información sobre la suerte de los internos.

Por lo menos dos helicópteros de la Marina y Fuerza Civil efectuaron sobrevuelos de vigilancia sobre el centro de readaptación social ubicado al norte de la zona metropolitana.

Al explicar el operativo, Aldo Fasci dijo que el traslado fue efectuado para evitar el “autogobierno” en los penales de Nuevo León, con el envío de estas personas a reclusorios de los estados de Oaxaca, Durango, Veracruz, Guanajuato y Michoacán.

En la revisión y reubicación de reclusos participaron más de mil elementos de la Policía Federal y de Fuerza Civil.

En esta misma penitenciaría el 24 de abril se reportó otro motín, éste de unos 50 reos que pretendían ingresar al área de gobierno horas después de que fuera designada como nueva directora del Topo Chico Rosa Manuela Félix Valles, quien en años recientes fue la encargada del penal de Almoloya de Juárez, en el Estado de México.

Comentarios