Diputados avalan a subordinado de Astudillo al frente de la comisión de atención a víctimas de Guerrero

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El pleno del Congreso local avaló por mayoría el nombramiento que emitió el gobernador Héctor Astudillo Flores para designar a su colaborador Luis Camacho Mancilla como nuevo titular de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas (CEAV).

Durante la sesión de este martes, los diputados avalaron en secrecía, con 37 votos a favor y tres abstenciones, la decisión de Astudillo, misma que no fue consultada con sectores sociales, activistas y defensores de derechos humanos en la entidad como marca la norma vigente.

Al respecto, el diputado local por Movimiento Ciudadano (MC), Ricardo Mejía Berdeja, cuestionó el nombramiento de Camacho Mancilla, argumentando que no sólo carece de trayectoria en materia de protección a víctimas sino de autonomía, porque hasta ahora se viene desempeñando como subordinado del secretario de Gobierno, Florencio Salazar Adame.

En tribuna, Mejía Berdeja consideró que la dependencia pública de Camacho Mancilla hacia su mentor Salazar Adame, pone en duda su actuación en temas de violaciones graves a los derechos humanos como el caso de los desaparecidos, ejecuciones extrajudiciales y desplazamiento forzado de personas en zonas controladas por la delincuencia en Guerrero, indicó.

Por ello, el legislador anunció que la fracción de MC no avala la designación de Camacho Mancilla como titular de la CEAV y se abstuvieron de votar.

En contraste, 37 diputados de PRD, PRI, Verde, PT y Acción Nacional hicieron un bloque mayoritario y votaron a favor de la propuesta de Astudillo que se mantendrá en el cargo durante los próximos tres años.

De esta forma, el mandatario impuso a un trabajador de su administración que forma parte del grupo político de Florencio Salazar Adame como responsable de la aplicación de políticas públicas para tratar de revertir los efectos de la violencia en una entidad que ocupa el primer lugar en homicidios dolosos, desaparecidos y hallazgo de cuerpos en fosas clandestinas.

La dramática situación de impunidad, violencia y corrupción gubernamental ha provocado el desplazamiento masivo de personas en diferentes regiones, donde el vacío de autoridad es evidente y proporcional al surgimiento de colectivos de familiares que buscan a personas desaparecidas y exigen justicia.

Camacho Mancilla se venía desempeñando como encargado del programa de capacitación en el nuevo sistema de justicia penal del gobierno estatal, y desde hace dos décadas ha vivido de la función pública, al amparo de su padrino Florencio Salazar Adame.

El relevo en la CEAV se da luego de que en abril pasado apro dio a conocer que la crisis política del gobierno de Héctor Astudillo Flores reventó por lo más débil, la CEAV, donde un conflicto entre los comisionados que se dirimió a punta de pistola exhibió el negro historial del presidente del organismo, José Luis Gallegos Peralta.

En contraste, el gobernador Astudillo decidió hacer mutis sobre la situación de la CEAV, que refleja el perfil de su gabinete, el cual se ha fincado en el compadrazgo y los señalamientos constantes de presuntos actos de corrupción.

En diciembre de 2014, apro dio a conocer que los integrantes de la LX Legislatura local rechazaron la propuesta planteada por el interino Rogelio Ortega, en el sentido de designar a Gallegos Peralta como titular de la Fiscalía General del estado (FGE), debido a que el litigante porteño tiene en su contra seis averiguaciones previas por diversos delitos del fuero común.

No obstante, dos años después –en enero de 2016–, los diputados de la actual Legislatura, la LXI, olvidaron estos antecedentes y designaron por unanimidad al abogado de negro historial José Luis Gallegos Peralta como presidente de la CEAV.

De esta manera, el litigante acusado de fraude y despojo se convirtió en el representante del gobierno de Astudillo para atender uno de los temas más sensibles que enfrenta esta administración: el viacrucis que viven cientos de familiares de personas desaparecidas en la entidad.

El mérito de Gallegos Peralta, además de ser recomendación directa de Astudillo, es que se desempeña como apoderado legal de la notaría 19 del expresidente del Tribunal Superior de Justicia, Robespierre Robles Hurtado, y también se desempeña como asesor jurídico del hospital de Cancerología de Acapulco, que dirigió el médico sin cédula profesional en oncología, Jorge Eblem Azar Silvera, indicaron fuentes oficiales.

Ahora, Astudillo designó con el aval de diputados locales del PRI y PRD a uno de sus colaboradores que fue calificado como “subordinado” del secretario de Gobierno, Florencio Salazar Adame.

Comentarios