Rechaza Balam Seguridad Privada vender el software Pegasus

Señor director:

Por este medio, deseamos hacer una aclaración a la información publicada en su prestigiado sitio de proceso.com.mx, el domingo 25 de junio, bajo el título El negocio del espionaje y su singular estrategia y que se encuentra disponible en el siguiente vínculo: http://www.proceso.com.mx/492386/el-negocio-espionaje-singular-estrategia-comercial.

La empresa Balam Seguridad Privada SA de CV no ha vendido el mencionado software “Pegasus”, a ninguna dependencia de gobierno en ninguno de los niveles municipal, estatal o federal, tampoco es un distribuidor autorizado del mismo, ni cuenta con el permiso para vender o comercializar dicho programa.

Por lo anterior, rogamos hacer la aclaración correspondiente, para no dañar la imagen de la empresa, quien realiza su labor con profesionalismo y que reiteramos que no se encuentra involucrada en dicha venta o comercialización del citado software.

Agradecemos su atención a la presente.

Atentamente

Balam Seguridad Privada SA de CV

Respuesta de la redacción de Proceso

Rodrigo Ruiz Treviño, el “fan” del presidente Enrique Peña Nieto, dejó sus huellas en Wikileaks.

A fines de 2014 un empleado de Balam Security se comunicó con la empresa italiana Hacking Team, una firma rival de NSO en el desarrollo de programas espías para gobiernos, para informarle que Balam Security representaba “una gran cantidad de empresas israelíes porque uno de los propietarios, Asaf Zanzuri, es de Israel”.

Los archivos internos de Hacking Team, que WikiLeaks publicó en julio de 2015 –incluidos miles de correos electrónicos–, muestran que Ruiz Treviño era el enlace de la empresa con agencias del gobierno mexicano.

En un correo electrónico fechado el 29 de noviembre de 2014, un intermediario israelí llamado Eric Banoun presentó a Ruiz Treviño como “uno de los mayores jugadores hoy en el campo de las soluciones de inteligencia en México”, e informó que era el principal negociador con la PGR, entonces a cargo de Jesús Murillo Karam.

En aquél entonces, Balam se encontraba en una situación difícil: había vendido –y cobrado– a la PGR por la venta de un paquete de 500 infecciones del sistema Pegasus. Sin embargo, cuando NSO se enteró que la venta se había concretado, aumentó sus precios 50%. Balam buscó una solución que permitiera sustituir Pegasus; se acercó con Hacking Team, que desarrollaba el sistema Remote Control System, capaz, como Pegasus, de tomar el control de los dispositivos móviles.

En su edición del miércoles 21, el periódico Reforma informó que, pese a una serie de problemas, Balam finalmente pudo vender Pegasus a la PGR. El presupuesto asignado para esa compra fue de 148.5 millones de pesos, pero el costo pudo ser mayor.

En septiembre de 2016, el diario The New York Times informó que el gobierno mexicano había pagado 15 millones de dólares en 2014 por el sistema de espionaje, equivalente a 202 millones de pesos, al tipo de cambio de entonces.

Según los correos de Hacking Team filtrados por WikiLeaks, Ruiz Treviño también intervino en la negociación para abastecer equipos de seguridad a por lo menos cinco estados de la República: su correo electrónico apareció en la negociación de contratos para el Estado de México, Chiapas, Baja California, Puebla y Michoacán, aunque no se precisa si las ventas se concretaron.

Comentarios