Diputados vinculan con corrupción o partidos a aspirantes a Órganos Internos de Control

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- PRD y Morena cuestionaron a gran parte de los finalistas que se disputan el Órgano Interno de Control de la Comisión Federal de Competencia (Cofece), INAI e IFT por presuntamente estar vinculados a partidos políticos o haber participado en actos de corrupción.

De los 42 finalistas, la diputada perredista Maricela Contreras Julián alertó que “30 no cumplen con los requisitos de ética, imparcialidad, autonomía plena e independencia para ocupar tales puestos”.

Más aún, advirtió, “algunos se dijeron militantes de partidos, otros son cercanos a funcionarios o exfuncionarios o han sido acusados de corrupción, unos más están vinculados a gobiernos estatales, otros carecen de experiencia en el combate a la corrupción como funcionarios, o peor aún, alguien incluso está sujeto a revisión por su desempeño”.

La legisladora perredista detalló que su partido se pronunció, a través de una carta dirigida a los presidentes de las comisiones unidas que elaboraron el último listado, por el respaldo a 13 candidatos, de los que cinco son mujeres.

De los 42 aspirantes, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) debe elaborar ternas para cada uno de los tres entes reguladores y ser enviadas al pleno de la Cámara de Diputados, el cual elegirá en septiembre próximo a los controladores internos.

El perredista Rafael Hernández Soriano señaló que las comisiones unidas deben enviar, junto con la lista, los videos de cada una de las comparecencias de los finalistas, “en las que se observa a algunos justificar actos de corrupción, o documentos donde se prueban vínculos de algún otro con empresas acusadas de corrupción, como Odebrecht”.

Entre los aspirantes que el PRD cuestiona destacan Alfonso Grey Méndez, quien llegó en el año 2000, durante la LVIII Legislatura federal, al cargo de contralor de la Cámara de Diputados impulsado por la entonces coordinadora del PRI, Beatriz Paredes.

Grey Méndez venía de enfrentar diversos cuestionamientos por su participación en el turbio manejo de las finanzas de la campaña presidencial del 2000 a favor del priista Francisco Labastida.

También tuvo bajo su cargo algunos de los sorteos que realizó el Revolucionario Institucional y que presuntamente fueron sólo “pantallas” para el manejo irregular del dinero. No obstante, nunca se le procesó por ello y, antes de que concluyera el conflicto por el Pemexgate, fue nombrado contralor de la Cámara de Diputados. Once años después, en diciembre de 2011, renunció al mismo de manera sorpresiva a su encargo.

Otros cuestionados son Francisco Cárdenas Elizondo (exdiputado federal del PRI y quien no entregó ensayo para justificar su interés en ser contralor); Leopoldo Eugenio Riva Palacio Martínez, Griselda Sánchez Carranza (exsuplente de Federico Döring cuando éste fue senador), Luis Vázquez Pozas, David Treviño Peña, Juan Manuel Duarte Dávila, Fabián Antonio Márquez Rueda, Ernesto González Cancino (quien fue amonestado por despedir, sin tener atribuciones, a una persona), Rubén Ortiz Pozo, Raymundo Vázquez Castellanos, Guillermo Narváez Bellacetín y Alejandro Durán Zárate.

A su vez Morena, quien encabeza la Comisión de Transparencia que, junto con la de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, elaboraron la lista de los aspirantes a los órganos internos de control, cuestionó que cerca de 24 de los finalistas “sólo hayan obtenido un voto” a favor.

La diputada Araceli Damián, integrante de la Comisión de Vigilancia, dijo que no los podían discriminar por haber logrado únicamente un sufragio a favor, pero sí cuestionó el actuar de muchos de ellos.

Con un solo voto para la Cofece hay nueve aspirantes; para el IFT, ocho, y para el INAI siete.

Y no son inelegibles, pero carecen del consenso, observó, “y eso es lo que planteamos en el dictamen, que los que no tuvieron consenso no fueran tomados en cuenta por la Jucopo”.

La legisladora de Morena aclaró que la convocatoria no les permitía eliminarlos por tener únicamente un voto, “pero lo que sí logramos es que al final se estableciera quiénes sí tuvieron la mejor evaluación”.

Y como mejor evaluados resultaron Luz Mijangos, la cual tuvo el respaldo de seis grupos parlamentarios; Susana Amaya Martínez, con cinco votos, y Manuel Tejeda Reyes, Claudia Elena León Ibarra y Luis Alberto Castro Román, quienes lograron cuatro votos cada uno. Es decir, el respaldo de cuatro grupos parlamentarios.

Finalmente, se detalló que los que únicamente lograron un voto de respaldo fueron propuestas de PAN, PRI o PVEM, por lo que Morena teme que se trate de concesiones entre estos partidos y que sus aspirantes se enquisten finalmente en las contralorías de INAI, Cofece o Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Comentarios