Juez da luz verde a las obras del Metrobús en Reforma

Ciudad de México (apro).- El gobierno de Miguel Ángel Mancera ganó la primera batalla legal contra los opositores a la construcción de la Línea 7 del Metrobús que correrá sobre Paseo de la Reforma y detrás de cuyo proyecto subyace un jugoso negocio con la venta de publicidad.

Este jueves el Juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa, Fernando Silva García, dio luz verde a la continuación de la polémica obra, luego de que las autoridades capitalinas obtuvieron la autorización formal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En la nota informativa difundida por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) sobre dicha resolución, se advierte que el gobierno de la CDMX inició la construcción “sin contar con la autorización general del INAH, y por esa razón la obra había sido suspendida”, tal como lo anticipó Proceso en su edición del 18 de junio (número 2120).

Titulado “Línea 7, el Metrobús de las Ambiciones”, el texto firmado por las reporteras Sara Pantoja y Areli Villalobos refiere que Mancera negoció primero la venta de publicidad y luego gestionó las autorizaciones con las autoridades competentes, en franca violación a las normas legales.

Zanjado ese obstáculo, el juez Silva García dio luz verde a la continuación del “carril respectivo y de las estaciones correspondientes (con un diseño de bajo impacto) en las zonas adyacentes y tangenciales del Bosque y de Paseo de la Reforma, en los términos de la reciente autorización del INAH, en el entendido que ello debe implicar cero afectación en las áreas esenciales protegidas y mínima intervención en las zonas tangenciales o adyacentes, de la Avenida Paseo de la Reforma, del Bosque de Chapultepec, de su periferia y de los demás monumentos que ahí se encuentran”.

En su resolución, el impartidor de justicia dejó en claro también que las autoridades de la CDMX están obligadas a “salvaguardar las zonas del Bosque de Chapultepec y la estructura urbana esencial del Paseo de la Reforma, por lo cual determinó que debe seguir rigiendo la concesión de la suspensión definitiva de los actos reclamados para que las autoridades responsables continúen garantizando dichas zonas protegidas”.

También determinó que ambas partes (las autoridades y la Asociación Civil) defienden intereses constitucionalmente protegidos: La autoridad –dijo– pretende desarrollar el servicio de transporte público en beneficio de la colectividad, que es una manifestación de los derechos prestacionales de carácter social protegidos constitucionalmente y la parte quejosa pretende salvaguardar el medio ambiente y los bienes del dominio público, así como el sistema de competencias de la Federación, que también resultan derechos, competencias y bienes legal y constitucionalmente protegidos.

Con base en tales criterios, concluyó que el gobierno de la CDMX puede ejecutar la construcción de la línea 7 del Metrobús, siempre y cuando no sean afectadas las áreas verdes naturales que se encuentran en el Bosque de Chapultepec (lo que incluye la suspensión de la tala de árboles que se encuentren en dicha zona y la periferia); la estructura urbana esencial de Paseo de la Reforma y sus áreas verdes (glorietas históricas, las fuentes, los amplios paseos peatonales, los vestigios históricos, las áreas verdes, lo que incluye la suspensión de la tala de árboles que se encuentren en dicha zona), y los monumentos que se encuentran en dichas zonas y que tienen valor histórico, cultural o artístico.

Mancera celebra la decisión

Tras conocer la decisión del juez Silva Nieto, el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, festinó la noticia. En declaraciones a Radio Fórmula, dijo que se trata de una “muy buena noticia” para el gobierno local.

Añadió que continuarán con las obras “pero con mucho cuidado” y “observando las determinaciones” del poder federal, en referencia al cuidado de las áreas verdes del Bosque de Chapultepec, la estructura urbana de Paseo de la Reforma y sus vestigios históricos.

“Daremos seguimiento de todo lo que ahí se plantea”, dijo.

Mancera consideró, además, que ya será “muy difícil” impugnar la nueva determinación “porque ya están arriba todas pruebas” y ello no permite “dar un margen jurídico”.

Y aseguró que será en septiembre cuando se terminen los trabajos del corredor de 15 kilómetros “Es en este año sin duda. Ya están llegando los autobuses y estarán llegando cada semana más, hasta que lleguen los 90”, afirmó.

Comentarios