Yunes, el monarca de Veracruz, un fiasco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El expriista Miguel Ángel Yunes Linares es un fiasco ante la violencia criminal que prometió abatir en seis meses –“en 60 días se notará un cambio sustantivo”, alardeó–, pero es tenaz en la instauración de su dinastía en Veracruz: Impuso a su hijo Fernando como alcalde del puerto y al otro, de su mismo nombre y presidente municipal saliente de Boca del Río, lo perfila como su sucesor en el gobierno estatal.

Impunes sus latrocinios por su íntima relación con Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, desde que éste y él eran operadores de Elba Esther Gordillo en el sexenio de Vicente Fox –cuando como diputados priistas sepultaron el Pemexgate, junto con Felipe Calderón y Margarita Zavala–, Yunes Linares tiene además en su hijo menor, Omar, al financiero que administra y lava la fortuna familiar en paraísos fiscales.

En eso ha estado entretenido Yunes Linares desde que tomó posesión como gobernador, el 1 de diciembre de 2016, luego de ganar las elecciones postulado por la alianza PAN-PRD, no en cumplir con sus compromisos de campaña de hacer un gobierno honrado y eficiente, sobre todo en materia de seguridad.

“Me comprometí a que en seis meses mejoraría la seguridad, es cierto, pero la situación se ha complicado por factores nacionales”, se justificó Yunes Linares el domingo 25 de junio, luego de que, la víspera, se acumularan 17 asesinatos en el estado, en un clima de violencia que ha resultado peor que con su antecesor, Javier Duarte, el sátrapa con el que distrae a muchos de su ineptitud y corrupción.

Yunes Linares es un obsesivo del poder, ejercido por él y por sus hijos: Actualmente, además de gobernador, es diputado federal con licencia, su hijo Fernando es senador con licencia y Miguel Ángel junior es por segunda vez alcalde de Boca del Río, quien dejará el cargo el 1 de enero de 2018, prácticamente para iniciar su búsqueda de la candidatura del PAN-PRD a gobernador para suceder a su padre.

Este proyecto dinástico en Veracruz es el feo rostro del Partido Acción Nacional (PAN) que, desde la cúpula, se pretende cubrir con el maquillaje de la propaganda y que no es tan diferente al proyecto de otro expriista, Rafael Moreno Valle, quien no sólo pretende ser candidato presidencial, sino dejar a su esposa, Martha Erika Alonso, como gobernadora de Puebla.

Este apetito por imponer a familiares en cargos sólo por serlo aplica también a Felipe Calderón, quien es el jefe del proyecto para que su esposa, Margarita Zavala, sea la candidata presidencial sin más credenciales que dos diputaciones plurinominales sin brillo.

El proyecto dinástico de poder de Yunes Linares incluye, naturalmente, su búsqueda de la Presidencia de la República. A muchos puede mover a risa esta ambición, pero su sola inclusión en el elenco de presidenciables del PAN lo coloca en una posición estratégica no para 2018, porque juega para Ricardo Anaya, sino para, en un eventual gobierno de éste, buscar la Secretaría de Gobernación y catapultarse en 2024.

Esa es la ruta de Yunes Linares, el golpeador de Anaya que mientras tanto fracasa como gobernante. No sólo no puede con la violencia, sino que se burla de las víctimas de ésta.

El pasado 22 de marzo, se reunió, en el puerto de Veracruz con representantes de colectivos de búsqueda de desaparecidos, entre ellos Solecito, Familiares Desaparecidas en la región Orizaba-Córdoba y la Red de Madres, reunión en la que participó el padre Alejandro Solalinde, director del albergue Hermanos en el Camino.

Ahí, pidieron la destitución de la titular de la Comisión Ejecutiva de Atención Integral de Víctimas del Delito (CEAIVD), Mireya Toto Gutiérrez, y Yunes les ofreció que la destituiría y que las madres de desaparecidos pudieran “escoger entre ellas” a quien ocuparía ese cargo.

Yunes mintió: Envío al Congreso una terna, sin incluir a nadie de los activistas, reprocha Lucía de los Ángeles, del Colectivo Solecito: “Nos hacen llevar propuestas para salirnos con la típica burla de siempre”.

Así el rostro del PAN-PRD en Veracruz…

Comentarios en Twitter: @alvaro_delgado

Acerca del autor

Reportero de Proceso desde 1994, Premio Nacional de Periodismo en periodismo de investigación y autor de tres libros.

Comentarios