“Chucky” Lozano: los aires europeos y las patadas, lo “corrieron” del futbol mexicano

La noticia llegó con bombo y platillo: el delantero Hirving El Chucky Lozano fue vendido al PSV holandés por una cantidad récord para un futbolista mexicano. Pero el dinero no fue la única razón para que saliera del Pachuca y del país. Lozano empezó a buscar opciones en el extranjero harto de los golpes que le propinaban los rivales de la Liga Mx. Durante tres años fue cocido a patadas por los rivales, hasta el punto de ser el jugador más tundido de todas las grandes ligas del mundo.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El lunes 19 llegó la confirmación oficial de lo que era un secreto a voces: Hirving Rodrigo Lozano, el renombrado Chucky, es la nueva contratación del PSV de Holanda, club de la liga Eridivisie por el que han pasado varios jugadores con pasaporte mexicano.

Este delantero con apodo de muñeco diabólico fue cedido en venta definitiva en una operación que supera los 20 millones de euros (22.3 millones de dólares), algo que lo vuelve el futbolista mexicano más caro de la historia. Y su traspaso pudo alcanzar cifras aún más elevadas, de no haber sido porque el jugador pidió a la directiva de su anterior equipo firmar con el club holandés a pesar de haber recibido mejores ofertas económicas de otros combinados europeos, según el copropietario del conjunto Pachuca, Jesús Martínez.

Considerado la nueva perla del balompié mexicano, Hirving Lozano está valuado en 6.5 millones de euros (7.2 millones de dólares) por Transfermarket, el sitio web alemán especializado en el valor de mercado de los clubes y futbolistas en el mundo, lo que equivale a 2.3% del valor total de la franquicia Pachuca.

Sin contar la inflación ni las fluctuaciones cambiarias, el de Hirving triplica el traspaso de Maradona del Barcelona al Nápoles, en julio de 1984; esa transacción alcanzó los 7.5 millones de dólares. También supera los 10.5 millones de euros que pagaron el Porto FC por el mediocampista Héctor Herrera (Pachuca) en 2013 y el Atlético de Madrid por Raúl Jiménez (ahora en el Benfica) en 2014. Hasta ahora, esas eran las compras de mexicanos más caras.

En términos absolutos, el fichaje del delantero portugués Cristiano Ronaldo (del Manchester United al Real Madrid) en junio de 2009 continúa siendo el más caro en toda la historia del balompié: 80 millones de libras, que equivalía a 96.9 millones de euros de entonces, aunque al final el conjunto español terminó por pagar 104.7 millones de euros, incluidos intereses.

“Se me va un hijo”. Al menos eso aseguró, aparentemente acongojado, Jesús Martínez, el socio del magnate Carlos Slim, el día que el PSV anunció la contratación de Lozano.

Como sea, el habilidoso jugador tomó la decisión de marcharse de la Liga Mx alarmado por tantas faltas que recibía en cada partido del torneo local y ante el riesgo de sufrir alguna lesión de suma gravedad.

De ese modo, Hirving empezó a despedirse de la Liga Mx luego de que el Pachuca se coronara en la Liga de Campeones de la Concacaf, la llamada “Concachampions”, el 26 de abril pasado, al imponerse 1-0 (2-1 el global) a Tigres de la Universidad de Nuevo León, en el estadio Hidalgo. Con este título, el conjunto hidalguense logró el derecho a disputar el Mundial de Clubes en los Emiratos Árabes Unidos, tras siete años de ausencia.

Al día siguiente, y mientras el plantel de jugadores abordaba el autobús oficial del equipo Pachuca, Hirving refirió haberse cansado del maltrato recibido por los jugadores adversarios. El futbolista dijo que en México ya no podía seguir jugando porque ya había recibido y seguiría recibiendo golpes. “Quiero irme a otro país en el que el futbolista se sienta más protegido”, compartió a sus compañeros.

Lozano reiteró: “Ahora sí ya me voy nada más termine el torneo (Clausura 2017 de la Liga Mx)”.

En el ranking de la Liga Mx que muestra a los jugadores más golpeados del torneo, en la temporada Clausura 2016 Lozano estableció una marca, con 100 faltas recibidas. Su inmediato perseguidor, el argentino Rubens Sambueza, fue golpeado en 49 ocasiones, e Isaac Brizuela, 47.

El torneo Apertura 2016 volvió a colocar a Hirving entre los futbolistas que más faltas reciben, esta vez con 50, si bien el “líder” terminó siendo el argentino Gabriel Hauche, actualmente en Toluca, con 54 infracciones en su contra, seguido por el chileno Edson Puch (Necaxa), con 53.

En el recién terminado Clausura 2017, Hirving volvió a encabezar la lista. De hecho, el ya exjugador del Pachuca recibió una artera patada del defensa de Xolos de Tijuana Michael Orozco, que le causó un espeluznante corte en el tobillo y lo alejó de las canchas durante un mes. El infractor no fue castigado, en parte porque Pachuca no solicitó la inhabilitación de Orozco.

Según un reporte del diario español Marca, Lozano es el futbolista que más faltas recibe en las principales ligas del mundo.

Para la fecha 9 del torneo Clausura 2017 (cuando fue lesionado por Orozco), el delantero de los Tuzos había recibido 38 faltas. El jugador se desmoralizó y empezó a madurar la idea de buscar nuevas oportunidades.

“A Hirving ya se le veía fastidiado con tantos golpes. Y por eso el chico, que es bien portado, ya no le entraba como antes al balón. Él tenía miedo de que alguien lo lesionara”, comparte José Luis Gutiérrez Sosa, el conductor del autobús oficial del club Pachuca.

Con 32 años de labores en el equipo hidalguense, Gutiérrez Sosa es mucho más que un chofer para Lozano: es su amigo.

Sosa conoció a Hirving desde que llegó a las fuerzas básicas del Pachuca con tan sólo 11 años. De modo que vio crecer a una de las más importantes joyas de ese equipo. Desde entonces acostumbran comunicarse telefónicamente con mucha frecuencia.

Como era de esperarse, Chucky, quien cumplirá 22 años en julio, pasó por todas las categorías en el Pachuca, al igual que lo hiciera en todos los procesos de las selecciones nacionales. Se casó a los 17 años, “cuando no era nadie en el futbol”, refiere Sosa, quien dice que eso lo hizo madurar.

A Hirving le gusta la música de la Arrolladora Banda El Limón, si bien hace cuatro meses, en vísperas de que su esposa diera a luz a su segundo hijo, contrató a un mariachi para celebrar la inminente llegada del pequeño Rodrigo.

En Pachuca habita la casa modesta que sus suegros le regalaron a la pareja, y Lozano se siente agradecido por el apoyo que desde entonces le han brindado sus parientes políticos. Su cónyuge es originaria de Pachuca y la conoció mientras estudiaban juntos en la secundaria Luis Donaldo Colosio, una institución privada que ya no existe.

Hirving y su esposa también coincidieron en la Universidad del Futbol, perteneciente al Pachuca. Pero los estudios no se le daban al delantero. Varias veces Jesús Martínez lo forzó a ingresar a las aulas y hasta evitó que fuera dado de baja. Pero al final abandonó la escuela cuando estaba por cursar el segundo semestre de la licenciatura de ciencias de la comunicación.

Hirving “era muy inquieto. Ahorita ya se tranquilizó, pero tengo que felicitar a Anita, su esposa, y a sus hijos, Rodrigo y Daniela; a sus papás, a sus suegros. Anita ha sido importante para que ese niño travieso esté madurando. A los 18 años fue papá, y es un gran padre de familia, un buen esposo, un buen hijo. Realmente se me va un hijo”, contó Martínez al diario Cancha, el martes 20.

Y dijo que ahora Lozano “tendrá que estudiar inglés muy fuerte, también debe aprender algo de holandés, porque el idioma está cañón”.

Martínez aceptó que le prometieron al Chucky que él decidiría el club en el que le gustaría jugar, a pesar de que, dijo, hubo ofertas económicamente más atractivas que el PSV Eindhoven. “El Chucky va a un equipo que tiene la misma filosofía que nosotros: la formación de jugadores”.

Por sus ojos rasgados, Sosa lo apoda El Profesor Miyagi, el conocido personaje de la saga de Karate Kid.

La historia

En el balance final, luego de 693 días como jugador del primer equipo del Pachuca, Lozano se fue de este club con dos finales disputadas en la Liga Mx, y en una de ellas levantó el título (torneo Clausura 2016).

El extremo mexicano se situó en las últimas semanas en el foco de atención luego de meses de negociaciones del club Pachuca con los equipos europeos interesados en sus servicios. De hecho, una semana previa a la firma con el PSV Eindhoven dos jugadores nacionales firmaron su continuidad en el futbol europeo: Héctor Moreno dejó justamente al PSV para signar con la Roma, en tanto que Carlos Salcedo dejó a la Fiorentina para acompañar a Marco Fabián en la Bundesliga, con el Eintracht Frankfurt.

Aunque, sin duda, El Chucky se convirtió en personaje del futbol nacional del momento. Después de disputar cuatro temporadas con los Tuzos, a partir de su debut en la Liga Mx en 2014, con los que disputó 120 juegos, anotó 31 goles y aportó 23 asistencias, se fue del equipo hidalguense. El futbolista firmó un contrato por seis años con el club holandés, a pesar de que sonó como posible refuerzo de los equipos españoles Celta de Vigo y Real Sociedad, además del Porto FC.

El PSV acordó el traspaso de Héctor Moreno a la Roma, de la Serie A italiana, pero se quedó con Andrés Guardado, un referente del equipo, y es sabido que este club suele apostar por jugadores de procedencia mexicana. Así lo demuestran los fichajes de Francisco Javier Maza Rodríguez, quien militó en ese club de 2008 a 2011, y de Carlos Salcido, quien jugó para el PSV de 2009 a 2011.

Su debut se produjo el 8 de febrero de 2014, en el torneo Clausura, en un partido contra el América en el estadio Azteca. Lozano ingresó por Jürgen Damm al minuto 84, y cinco minutos después anotó su primer tanto.

Lozano, originario de la Ciudad de México, tiene un hermano menor, Bryan, quien también intenta hacerse de un lugar en el futbol de la principal división desde las fuerzas básicas del club Pumas de la Universidad, desde mediados de 2012. Bryan Lozano, quien juega como volante o media punta, ha tenido esporádicas apariciones en el primer equipo y sigue sin debutar en la Liga Mx.

El 6 de abril de 2016, Hirving firmó la renovación de su contrato con los Tuzos y una cláusula de rescisión de 20 millones de euros. Es decir, la misma cantidad que el PSV Eindhoven pagó para ficharlo. El contrato se firmó en la sede del club el lunes 19, en Holanda, luego de un rápido viaje del jugador desde Sochi, Rusia, donde se concentra la Selección nacional que compite en la Copa Confederaciones Rusia 2017.

Jesús Martínez nunca dudó del alcance que tendría el contrato de Lozano, cuando al fichaje aún le faltaban días de negociaciones: “No voy a decir un precio (del traspaso), pues nunca lo hago, pero sí les digo que va a ser el jugador más caro en la historia del futbol mexicano. Es un chico con mucho futuro y es el mejor futbolista que actualmente está jugando en América”.

Un día después del sonado fichaje, el seleccionador de México, Juan Carlos Osorio, celebró en conferencia de prensa la transferencia de Hirving: “Entre más jugadores tengamos en Europa, el nivel irá mejorando en la Selección. Estamos contentos de que haya firmado este contrato”.

Lozano, quien estuvo presente en la conferencia de Osorio, destacó que lo principal de su contrato con el club holandés ha sido el trabajo en las fuerzas básicas. “Esperamos que siempre haya más oportunidades a los jóvenes mexicanos. Hay varios ejemplos de que el mexicano tiene el nivel. Ojalá más adelante haya más mexicanos que den este paso”.

Este reportaje se publicó en la edición 2121 de la revista Proceso del 25 de junio de 2017.

Acerca del autor

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Comentarios