Moreno Valle: el espía que quiere gobernarnos

A su llegada al gobierno poblano, Rafael Moreno Valle creó una instancia estatal de espionaje –con equipo comprado a Hacking Team– y se la encargó a Eukid Castañón, quien a su vez contrató a un exagente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) para la operación del sistema. Éste resultó tan efectivo que nadie escapó de ser fisgado… ni el mismo gobernador y su esposa. El mecanismo presuntamente sigue en uso, aunque no se sabe a quién se dirige la información que extrae de los dispositivos electrónicos intervenidos en forma ilícita. Estas son las prácticas de quien aspira a gobernar a los mexicanos en 2018.

PUEBLA, PUE. (Proceso).- Desde que arribó al gobierno de Puebla y comenzó a construir su proyecto presidencial, en febrero de 2011, Rafael Moreno Valle creó un sistema de espionaje contra adversarios políticos y sociales del que fueron víctimas inclusive él mismo y su esposa, Martha Erika Alonso, quien ambiciona ser también gobernadora.

Nadie se salvó en Puebla del fisgoneo ilegal del expriista Moreno Valle, aspirante a la candidatura presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), quien compró a la empresa italiana Hacking Team equipo que infecta con un virus teléfonos y computadoras para extraerles la información que alojan.

Al frente del entramado para el espionaje, colocó al actual diputado federal panista Eukid Castañón Herrera, quien a su vez llevó a Puebla como su operador a Joaquín Arenal Romero, exsubdirector de contrainteligencia del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), fallecido apenas el 6 de junio.

“Arenal llegó de México a Puebla por Eukid para trabajar este equipo de inteligencia”, revela a Proceso Fernando Manzanilla Prieto, el primer secretario de Gobierno de Moreno Valle, quien asegura que éste le dio a su controvertido operador político y financiero todas las facultades para crear un equipo de espionaje que, se presume, sigue activo pese a que ahora el gobernador es Antonio Gali.

Entre los políticos de Puebla persiste la sospecha de que el espionaje sigue, pues nadie ha informado sobre el destino que tuvo el equipo que el gobierno de Moreno Valle compró a Hacking Team.

“No sabemos si Moreno Valle se lo llevó, dónde está o qué hizo con ese equipo”, señala la exdiputada federal perredista Roxana Luna, excandidata a gobernadora. Ese equipo, dice, “debió ser usado para vigilar y combatir a la delincuencia; es un hecho que no fue el uso que se le dio”.

Fragmento del reportaje publicado en Proceso 2122, ya en circulación

Comentarios