Pulido se perderá casi todo el Torneo Apertura por lesión

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La fractura del húmero que sufrió Alan Pulido el sábado pasado en el partido México-Paraguay tardará en sanar más tiempo del estimado. El atacante estará fuera de actividad 18 semanas, por lo que se perderá toda la fase regular del Torneo Apertura 2017 con Chivas.

El lunes pasado, Pulido salió de Seattle, donde ocurrió la lesión, y voló a Guadalajara para trasladarse de inmediato a la clínica del doctor Rafael Ortega para tener una segunda valoración.

Pulido salió de la revisión sin hacer declaraciones, quería ser operado pese a que los especialistas en Estados Unidos le dijeron que lo mejor era no hacerlo. Finalmente, el médico envió su recomendación al cuerpo técnico que encabeza Matías Almeyda y minutos más tarde, las partes involucradas decidieron que Pulido no entrara al quirófano.

“Al finalizar la evaluación clínica y radiológica que se le hizo a Alan en Guadalajara, se acordó entre el jugador, el cuerpo técnico y el área médica del club que por la localización de la fractura y el tipo de trazo de la misma el tratamiento sería conservador con un aparato de funcional tipo sarmiento”, explicó el médico de Chivas, Alberto Robles.

El médico diagnosticó en el jugador una fractura diafisiaria del tercio distal del húmero derecho y añadió que tanto el tratamiento conservador como el quirúrgico tienen las mismas posibilidades de éxito: que son de un 90%.

“Alan tendrá inmovilizado el brazo aproximadamente seis semanas y a la séptima comenzaría a tener movimiento. Se estima un periodo total de 18 semanas para su integración a la actividad normal en cancha”, añadió el médico.

El pronóstico original era que Alan Pulido estuviera fuera de las canchas alrededor de dos meses y medio, pero médicos y cuerpo técnico optaron por evitar la cirugía y el proceso de rehabilitación lo dejará fuera del próximo torneo.

La fase regular del Apertura 2017 termina para Chivas el 18 de noviembre. Si evoluciona de acuerdo con los pronósticos, Pulido podría volver las canchas más o menos para esas fechas.

Pulido sólo tendría alguna posibilidad de participar en caso de que Chivas, el campeón actual, acceda a la liguilla en busca de refrendar su título, aunque la inactividad lo tendrá fuera de ritmo.

El domingo pasado, en el partido de la selección mexicana contra Paraguay, a los siete minutos de la segunda mitad, el Tricolor se salvó del empate en un error de la defensa. Corona intervino pero se equivocó en la salida, Paraguay remató y finalmente Jair Pereira reventó el balón.

Entonces llegó la jugada de la lesión de Pulido. El delantero disputó un balón por aire con le defensa Luis Cardozo que se elevó demasiado y cayó encima del brazo derecho del mexicano.

Pulido se quedó tendido en el terreno. El médico del equipo lo atendió en la cancha. El jugador salió con el brazo inmovilizado por un vendaje y más tarde se confirmó la fractura del húmero derecho.

Comentarios