Caen dos presuntos narcomenudistas en los alrededores de CU

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Dos hombres, de 18 y 38 años, fueron detenidos en flagrancia cuando vendían mariguana y cocaína en las inmediaciones de Ciudad Universitaria (CU); horas después fueron vinculados a proceso por el delito contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo, hipótesis de comercio.

El anuncio se dio en el contexto de las notas publicadas recientemente en distintos medios de comunicación sobre el narcomenudeo que existe dentro y en los alrededores del principal campus de la UNAM.

Este miércoles, la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX) informó que aportó pruebas para que un juez de control vinculara a los dos sujetos detenidos en flagrancia por elementos de la Policía de Investigación (PDI) en la colonia Pedregal de Santo Domingo, delegación Coyoacán, en las inmediaciones de CU.

Mediante un comunicado, informó que los imputados fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Narcomenudeo, quien ejerció acción penal contra ellos.

Según la dependencia, la captura ocurrió el pasado 28 de junio a las 18:22 horas, cuando los agentes realizaban labores de campo para combatir la compra y venta de drogas. Los uniformados observaron que en la esquina de las calles Nustepec y Ahuejote de la citada colonia estaban los dos imputados con otros dos individuos, quienes le entregaron dinero a cambio de droga.

Los policías hicieron una revisión a los vendedores. Según la versión de la PGJ local, a uno le encontraron 24 bolsas con cierre hermético que contenían mariguana, mientras que al otro le confiscaron 64 paquetes que tenían clorhidrato de cocaína.

Peritos en química determinaron que lo confiscado a los inculpados equivalía a 157.7 gramos de mariguana y mil 640 miligramos de cocaína, distribuidos en las bolsas y envoltorios, respectivamente.

Con estas pruebas, el agente del Ministerio Público solicitó a un juez de control calificar de legal la detención de los imputados y, con ello, vincularlos a proceso.

A los compradores les decomisaron el enervante y estupefaciente adquirido y más tarde fueron dejados en libertad con base en la excluyente de responsabilidad contemplada en el artículo 478 de la Ley General de Salud, al determinarse que eran farmacodependientes. Sin embargo, fueron canalizados a la Unidad de Especialidades Médicas en Centros de Atención Primaria en Adicciones (UNEME CAPA), correspondiente.

Comentarios