“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Lesvy se suicidó, afirma la PGJ-CDMX y anuncia detención de su novio por no evitar su muerte

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX) informó que tiene pruebas para asegurar que Lesvy Berlín Osorio se suicidó con el cable de una caseta telefónica ubicada en Ciudad Universitaria (CU) y que, por ese hecho, detuvo a su novio como presunto responsable de homicidio simple doloso pues, aunque pudo evitar la muerte de su pareja, no lo hizo.

A dos meses del hallazgo del cadáver de la joven de 22 años de edad y tras el escándalo desatado por la criminalización y estigmatización que la PGJ local -entonces a cargo de Rodolfo Ríos- realizó de la víctima con la difusión de parte del expediente en las redes sociales, este jueves la dependencia emitió un comunicado en el que mencionó pruebas con las que prácticamente pretende resolver el caso que, a decir de organizaciones sociales, fue un feminicidio.

Según la PGJ-CDMX, personal de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del delito de Homicidio, a través de la Agencia Especializada de Investigación para Feminicidio analizó “más de 20 horas” de grabaciones recabadas por las cámaras de videovigilancia de CU.

En los videos, dijo la dependencia, se observó que el martes 2 de mayo, Lesvy estaba dentro del campus universitario “en compañía de un grupo de personas conviviendo, del cual se separó horas después junto con su pareja sentimental”.

Hacia las cuatro de la mañana del miércoles 3, la víctima y su novio se ubicaron a un costado del Circuito Escolar y tuvieron “una discusión entre ellos, suscitada momentos antes de que la víctima se colocara alrededor de su cuello el cable de la bocina de la caseta telefónica y se deslizara dejándose caer; de tal modo que la gravedad y su peso, provocaron la asfixia y como consecuencia la pérdida de su vida”.

Tales hechos, añadió la Procuraduría, “sucedieron en presencia de su acompañante, quien no lo evitó cuando le fue posible hacerlo”. La autoridad mencionó -aunque sin detallar- que antes de “colgarse”, Lesvy se encontraba en “alteración psicofisiológica”, además de que su novio “generó violencia” contra ella.

Cabe recordar que, desde el hallazgo del cuerpo de la joven, su familia y los abogados de ésta denunciaron que la PGJ y la UNAM les negaba el acceso a la carpeta de investigación y las evidencias del caso, particularmente, a los videos obtenidos por las cámaras de videovigilancia de CU.

Ante la presión social, incluidas las marchas dentro del campus y frente a la sede de la PGJ local, se conformó un Grupo de Académicas Expertas en Perspectiva de Género de la UNAM para estudiar el caso. En su primer pronunciamiento -el pasado 26 de junio- denunciaron que la dependencia obstaculizaba el acceso a la justicia de la familia de la víctima.

Incluso, representantes del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) ofrecieron su participación para ayudar en la investigar del caso.

Las “pruebas”

En su comunicado, la Procuraduría capitalina informó hoy que, a partir del hallazgo del cadáver el 3 de mayo, se activó la aplicación del Protocolo de Investigación Ministerial, Policial y Pericial del Delito de Feminicidio y se logró identificar a la víctima.

Además, se practicaron 16 entrevistas y se realizó el análisis de “más de 20 horas de grabaciones recabadas de las cámaras de videovigilancia, ubicadas en el lugar de los hechos, que permitieron al Agente del Ministerio Público establecer que el deceso de la víctima fue por ahorcamiento”.

La dependencia agregó que se realizaron más de 25 peritajes relacionados con dicho protocolo, entre ellos: necropsia, mecánica de lesiones y de hechos, en las que intervinieron especialistas de la Institución, así como de la Procuraduría General de la República (PGR), “cuyos dictámenes coinciden en la conclusión” de que la causa de la muerte fue por asfixia.

La PGJ -cuyo encargado de despacho es Edmundo Garrido, antes subprocurador de Averiguaciones Previas de la dependencia- afirmó que con todos los datos de prueba reunidos y su análisis respectivo, se acreditó la existencia del delito de homicidio simple doloso por parte del novio de Lesvy, toda vez que:

“El acompañante de la víctima tuvo la posibilidad de evitar su deceso, incurriendo el imputado en la autoría de la hipótesis de comisión por omisión, debido a que tenía la obligación jurídica de impedirlo, toda vez que aunado a la alteración psicofisiológica en la que se encontraba la víctima previo al deceso, generó violencia, como se tiene acreditado, además de que tenían una relación de pareja, por lo que existían las circunstancias y tenía la obligación de evitar que la víctima se privara de la vida y no lo hizo”.

Por ello, el miércoles 5 de julio, el Ministerio Público solicitó orden de aprehensión contra el imputado de 29 años de edad, misma que fue otorgada por la autoridad jurisdiccional y ejecutada la madrugada de este jueves.

El sujeto fue ingresando al Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, donde quedó en espera de que se realice la audiencia inicial para determinar su situación jurídica.

Comentarios