Escala “guerra” entre América Móvil y Canieti por “tarifa cero”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un día después de que la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti) expusiera en un desplegado su preocupación ante la posibilidad de que la Corte declare la inconstitucionalidad de la llamada “tarifa cero” de interconexión en telefonía móvil, la empresa América Móvil, de Carlos Slim, respondió que no es verdad que la eliminación de aquélla incremente el precio a los consumidores, ya que “son el mercado y la competencia los que definen los precios, no los subsidios”.

A través de una auténtica “guerra de desplegados”, tanto la Canieti como América Móvil ventilaron sus posiciones ante la posibilidad de que la Suprema Corte elimine la “tarifa cero”, que es la posibilidad de que los operadores de telecomunicaciones, como Telefónica o AT&T, terminen las llamadas gratuitamente en la red del operador Telmex-Telcel, considerado por la autoridad reguladora como agente económico preponderante por su dominio de más de 60% del mercado de telefonía fija y móvil.

La Canieti advirtió que, si desaparece la “tarifa cero”, pueden incrementarse los precios de telefonía a los usuarios finales, “debido a que el agente económico preponderante no cobra a los demás concesionarios por el tráfico que termine en su red”.

Desaparecer la “tarifa cero” “podría tener consecuencias tales como: el aumento en los precios públicos, desincentivar las inversiones y comprometer la situación financiera de las empresas que construyeron sus modelos de negocios basados en la certeza que les dio la ley aprobada” en el Congreso, expuso la Canieti.

En su respuesta, América Móvil recordó que desde 2014 el IFT estableció un régimen asimétrico a Telmex y Telcel en diversas áreas de su operación, incluyendo interconexión.

La asimetría en tarifas de interconexión inició con un diferencial de 35% respecto de las tarifas que pagaban a los otros operadores móviles.

Sin embargo, América Móvil consideró que la “tarifa cero” de interconexión “anuló la capacidad reguladora del IFT en materia de interconexión” y constituyó “una invasión a las facultades del IFT y puso en riesgo los principios de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones”.

América Móvil subrayó que la “tarifa cero” también “invadió los derechos de Telmex y Telcel al eliminar su derecho a la recuperación de costos y a la estabilidad económica y equilibrio financiero que dichas concesiones les otorgan”.

En su desplegado, la compañía de Slim confrontó a la Canieti y a sus dos principales competidores: la empresa española Telefónica y el gigante estadunidense AT&T.

Según América Móvil, la inversión en el sector no se incrementó en 244 mil millones de pesos, sino que hubo un “déficit de 700 millones de dólares entre 2015 y 2016”, debido a que AT&T, que prometió invertir 2 mil millones de dólares, sólo destinó mil 300 millones. A su vez, Telefónica Movistar sólo invirtió en los dos últimos años 4 mil 600 millones de pesos.

Canieti afirmó que la inversión extranjera en el sector de telecomunicaciones alcanzó 6 mil 145 millones de dólares, pero el “nuevo entrante” (AT&T) llegó al mercado “gracias a la venta de su participación en América Móvil en 2014”, según el desplegado de Slim.

Por la venta de sus acciones, AT&T recibió 5 mil 666 millones de dólares, con las que luego compró Iusacell en 2 mil 500 millones y Nextel en mil 448 millones, “lo que suma una inversión de 3 mil 948 millones, por lo que en realidad hubo una desinversión extranjera de mil 618 millones de dólares”.

América Móvil reprochó a la Canieti que no mencionara en su desplegado “la gran concentración y falta de regulación asimétrica en el mercado de tv de paga; el monopolio regional existente en el servicio de tv por cable y la falta de convergencia”, en clara referencia a las cableras que forman parte de Grupo Televisa y a la imposibilidad de dar servicios de triple play a través de Telmex.

Intereses por 1,050 mdd

Según la consultoría Competitive Intelligence Unit (CIU), contraria a los intereses de América Móvil, está en juego un costo agregado de mil 50 millones de dólares si desaparece la “tarifa cero” de interconexión.

“Esto se traduce en desincentivos para la inversión para los competidores, frenando e incluso cancelando el ejercicio de recursos de capital que permite incrementar la calidad de los servicios, ofrecer menores precios a los consumidores y consecuentemente nivelar las condiciones de oferta frente a la preponderancia”, argumentó esta consultoría.

Luego destacó el caso de Telefónica Movistar. Si desaparece la “tarifa cero”, tendría que pagarle a Telmex-Telcel por concepto de interconexión acumulada, desde 2014 a junio pasado, un total de 343 millones de dólares, que representa 1.6 veces la inversión que realizó en 2016.

Por su parte, la consultoría Mediatelecom contrapunteó el argumento de CIU al indicar que “no está demostrado ni teórica ni empíricamente” que los competidores de Telmex-Telcel vayan a invertir menos en infraestructura si desaparece la “tarifa cero” de interconexión, pues “nada obliga en la ley o en el razonamiento económico” a que la competencia destine estos recursos a infraestructura y no a pago de deudas o repartición de utilidades.

En su análisis, Mediatelecom resaltó también los datos de Telefónica Movistar, la principal competencia de América Móvil. Indicó que la participación de esta empresa en la inversión total del sector disminuyó en los últimos dos años, de 9.12% en 2014 a 7.11% en 2015.

Tampoco aumentó la inversión de Axtel-Alestra a partir de la “tarifa cero”, y AT&T “ha tenido un impacto positivo por la decisión de incrementar la cobertura de su red, lo que difícilmente se puede decir de otros operadores”.

Comentarios