ONU anuncia una segunda misión para verificar acuerdo entre las FARC y el gobierno de Colombia

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A partir del próximo 26 de septiembre, el Consejo de Seguridad de la ONU iniciará una segunda misión política en Colombia para verificar la implementación del acuerdo entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), en particular la reincorporación de esos combatientes a la vida política, económica y social del país.

Así lo informó el organismo internacional en un comunicado, luego de la aprobación por unanimidad para que dicha misión se realice, en un período inicial de 12 meses y bajo la dirección de un Representante Especial del Secretario General.

Los integrantes de dicha misión se cerciorarán de que “se respeten las garantías de seguridad personal y colectiva de esos miembros, así como de la protección de comunidades y organizaciones en distintos territorios”.

Las actividades de esa segunda misión iniciarán el 26 de septiembre, luego de que haya terminado el mandato de la primera misión en Colombia.

Sin mencionarlo por su nombre, la ONU explicó que la solicitud para establecer la segunda misión la originó “el presidente colombiano”, Juan Manuel Santos, con base en el fin de la fase de entrega de armas.

El organismo agregó que la ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, participó de la sesión en el Consejo. Al término del encuentro, comentó a la prensa:

“Es la segunda Misión solicitada, que estaba acordada en los acuerdos de paz, en donde las Naciones Unidas harían el monitoreo y la verificación del proceso de reintegración económica social y política de las FARC, así como su seguridad colectiva”.

La canciller informó sobre el avance del proceso de amnistía a los excombatientes de las FARC, al decir que “ese paso estará finalizado en agosto para dar inicio en septiembre al proceso de reintegración”.

Integrantes de la primera misión de la ONU en Colombia fueron testigos del proceso de negociación y fin de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que, en junio pasado, entregaron su armamento individual y con, ello, dejaron de ser una guerrilla para constituirse en partido político, luego de 53 años de empuñar los fusiles para impulsar su ideario político y social.

Comentarios