Ricardo Monreal demandará a Mexicanos Contra la Corrupción por “daño moral”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, anunció que “en los próximos días” demandará por daño moral a la organización civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), dirigida por Claudio X. González.

En conferencia, informó que la Contraloría General del gobierno capitalino y la Contraloría Interna de la delegación que él dirige determinaron que en los contratos que firmó su administración con proveedores de Zacatecas, amigos de su hija Catalina -por más de 27 millones de pesos, como lo publicó la organización civil en febrero pasado- no existió conflicto de intereses.

“Se determinó la no existencia de conflicto de intereses atribuibles a funcionarios de la delegación Cuauhtémoc, toda vez que no se acreditó algún vínculo familiar, de amistad o de negocios con los contratistas, tal y como lo establece la ley”.

El morenista se refirió al oficio CIC/2643/2017 que Jesús Octavio Chávez Ávila, contralor interno de la delegación Cuauhtémoc, le envió el pasado jueves 6 de julio.

No obstante, aunque el delegado no lo mencionó, el mismo oficio menciona que “se detectaron algunas inconsistencias procedimentales, por lo que se ha determinado iniciar el procedimiento correspondiente con la finalidad de deslindar posibles responsabilidades administrativas”.

Este lunes, el exgobernador de Zacatecas dijo: “De manera oficial se ha ratificado lo que yo demostré desde que las acusaciones se suscitaron: que se trataba de calumnias, de imputaciones dolosas y de mala fe que buscaban perjudicarme moral, familiar y políticamente”.

De paso, destacó que, a raíz de esa publicación, su hija Catalina “perdió su trabajo por esta difamación”.

Monreal Ávila afirmó:

“Aunque en su momento demostré con pruebas contundentes que información ofrecida por Mexicanos Contra la Corrupción era falsa, toda vez que cada una de las acciones señaladas se realizaron en total apego a la ley y en completa transparencia, solicité a la Contraloría interna, así como a la Contraloría de la Ciudad de México, realizaran las investigaciones conducentes, a fin de determinar si existían irregularidades o tráfico de influencias como presumía la asociación civil que existían en la delegación Cuauhtémoc”.

Según su versión, la investigación de las dependencias se realizó “sobre 15 contratos de adquisiciones y nueve obras, es decir, los 24 casos señalados por MCCI”.

El exlegislador federal aseguró que “las mentiras difundidas por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, sólo demuestran el poco rigor de las investigaciones que sustentan sus reportajes, además de que exhiben haber sido parte de una campaña sucia”.

Por esta razón, reiteró que “en los próximos días presentará una demanda civil por daño moral”. Incluso, comentó su intención de que “quienes calumniaron y difamaron ahora puedan corregir sus juicios y sus conjeturas falsas. Aunque se ha causado un daño a mi familia y a mí”.

En febrero pasado, MCCI publicó dos reportajes en los que denunció que, desde octubre de 2015, su administración dio contratos por más de 27 millones de pesos a proveedores de Zacatecas amigos de su hija Catalina.

Tras esas publicaciones, el experredista acusó a Claudio X. González Guajardo de cometer lavado de dinero, desvío de recursos públicos y fraude fiscal en las organizaciones civiles que preside, entre ellas, MCCI y Mexicanos Primero.

Comentarios