La sexta extinción de especies “ya está aquí”, aseguran expertos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La sexta gran extinción de especies provocada por las actividades humanas es más profunda y avanza con una velocidad mucho mayor a la que pensábamos, aseguran científicos estadunidenses y mexicanos.

En un estudio publicado este lunes en los Registros de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS, por sus siglas en inglés), los expertos destacan que la humanidad subestima la verdadera dimensión de la extinción de especies, porque se concentra en el número de las que desaparecen (alrededor de dos por año, de acuerdo con cifras conservadoras), pero no observa que las poblaciones de todos los seres vivos, tanto los más raros como los más comunes, disminuyen de manera “catastrófica” a lo largo de las décadas.

En términos numéricos, la mitad de los animales desapareció en los últimos 40 años. Ese dato empujó a los científicos, entre ellos Gerardo Ceballos, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a señalar que la sexta extinción “ya está aquí”.

Advierten que la humanidad debe resolver este tema “inmediatamente”, pues la desaparición de poblaciones “es un preludio a la de las especies”, por lo que dispone de espacios de acción “muy cortos” para revertir el fenómeno.

“Todas las señales apuntan hacia asaltos todavía más poderosos contra la biodiversidad en las próximas dos décadas, lo que retrata una imagen funesta del futuro de la vida, incluida la vida humana”.

De acuerdo con los especialistas, la ecuación para evitar el desastre implica cambios profundos al modelo económico de la humanidad para hacerle frente a la pérdida acelerada de la biodiversidad, que incluye la sobreexplotación de los recursos naturales, urbanización, sobrepoblación humana, toxicidad de los entornos, pero también el “sobreconsumo, especialmente por parte de los ricos”.

Según el estudio, la humanidad debe entender que el tema de la extinción masiva de especies no sólo afecta a la biodiversidad, sino también la cadena de ecosistemas que surten de vida al mismo ser humano.

Los investigadores sostienen que la abundancia de la vida salvaje se derrumbó en un 58% en las últimas cuatro décadas, mientras que de una muestra de 177 especies estudiadas, prácticamente todas perdieron más de 40% del territorio que solían ocupar a inicios del siglo XX.

Comentarios