Procuradores de 11 estados rechazan el veto migratorio de Trump

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las restricciones que impuso el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al ingreso de migrantes y refugiados al país, fueron rechazadas por los procuradores de 11 entidades, quienes presentaron ante una corte federal una moción de respaldo a la demanda que interpuso Hawai.

En un comunicado, el procurador general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, destacó que la moción cuestiona la definición de “relaciones familiares cercanas” que el gobierno usa como criterio para determinar qué migrantes y refugiados serán aceptados en Estados Unidos.

La semana pasada Hawai presentó una moción para aclarar el alcance de la medida cautelar que bloquea parcialmente la prohibición para que inmigrantes de seis países mayoritariamente musulmanes y refugiados ingresen a Estados Unidos.

De acuerdo con una decisión temporal de la Suprema Corte, que revisará el caso de manera detenida en otoño, el gobierno tiene derecho a imponer un veto a las personas que ingresan en Estados Unidos si éstas no cuentan con “relaciones familiares cercanas”.

Pero el gobierno de Trump interpretó “relaciones familiares cercanas” como los vínculos entre padre e hijos, suegra y yerno o hermanos, y rechazó que la relación de tío y sobrinos o abuelos y nietos pudiera ser considerada como “relación familiar cercana”.

“Desde enero, los procuradores generales han estado en primera línea, yendo a los tribunales de todo el país y sumando nuestros recursos para combatir la prohibición de Trump para que los musulmanes puedan viajar a Estados Unidos”, dijo Schneiderman.

Los procuradores, añadió, ““continuaremos haciendo lo que sea necesario para proteger a nuestras comunidades y a nuestros estados de esta prohibición inconstitucional, ilegal y no estadunidense”.

Los procuradores que se unieron a la moción son, además de Nueva York, California, Connecticut, Delaware, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Nuevo México, Oregón, Rhode Island, Vermont, Virginia, Washington y la capital Washington.

Los procuradores generales argumentan que la estrecha interpretación de la “relación familiar cercana” del gobierno de Trump excluye de manera inapropiada y arbitraria a familiares considerados claramente por la directiva de la Suprema Corte, como abuelos, primos o cuñados.

Los funcionarios señalaron que la política de Trump ya ha causado daños sustanciales a residentes, comunidades, hospitales, universidades y negocios, mientras que los tribunales siguen juzgando la legalidad de la orden.

“La definición restrictiva del gobierno federal de ‘relaciones familiares cercanas’ resultará en la exclusión indebida de numerosos ciudadanos extranjeros que tienen la conexión de buena fe requerida a las personas que ingresan a Estados Unidos”, apuntaron.

Por ello llamaron a la corte de Hawai a que emita una orden que declare que tal definición restrictiva es inadmisible.

(Con información de la agencia Notimex)

Comentarios