Enfermeros de la Sedesa repudian agresión del Sindicato Único de Trabajadores de la CDMX (Video)

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Colectivo de Enfermeras y Enfermeros Operativos de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (CEO-Sedesa) repudió la agresión del Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUT-CDMX) a enfermeras del Hospital General de Iztapalapa (HGI) y confirmó que la falta de condiciones laborales es un padecimiento de los 32 hospitales de la red hospitalaria del gobierno capitalino.

El pasado 26 de junio, enfermeras del HGI “Dr. Juan Ramón de la Fuente” fueron agredidas por miembros de la sección XII del Sindicato antes de la audiencia que tendrían con las autoridades del centro hospitalario.

Las enfermeras repudiaron las carencias con las que atienden a los pacientes por la falta de recursos materiales y humanos del HGI, además del exceso de trabajo al que son sometidas en las instalaciones.

Sin embargo, la mesa de negociación se canceló por los jaloneos y empujones que al menos 50 miembros del Sindicato efectuaron contra las enfermeras, según informaron las propias trabajadoras y se difundió en videos en redes sociales.

Por esta razón, en un comunicado el CEO-Sedesa respaldó las demandas de las trabajadoras al denunciar que la falta de condiciones laborales -desabasto de medicamentos, material de curación y ropería indispensable para laborar- es una situación que padecen en general los hospitales de la red que dirige el secretario de Salud local, José Armando Ahued Ortega.

Como ejemplo, mencionaron que las áreas dañadas y la contaminación de las aguas negras en el Hospital General La Villa, provocadas por las lluvias del pasado 29 de junio, no han sido tratadas por la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

En el documento -que firmaron enfermeros de los hospitales generales de Iztapalapa y La Villa, el Materno Infantil de Tláhuac y el de reclusorios en la Torre Médica Tepepan- también se denunció la corrupción sindical-patronal para la “entrega” de plazas de enfermería.

Ante este panorama, los firmantes pidieron el cese “inmediato” del “clima de amenaza y violencia” que viven en el HGI y el castigo “inmediato” de los responsables. Además, convocaron a un mitin frente a las oficinas de la Sedesa el próximo lunes 17 de julio, a las 10:00 horas.

Comentarios