“Hamlet García”, cuando la vida te lleva al extremo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La felicidad puede venir de cualquier parte, como las pequeñas cosas cotidianas. Pero pasa el tiempo, hasta que llega un día en que, sin esperarlo, todo colapsa.

Hamlet García es una obra disfrutable, escrita por el dramaturgo español Miguel Morillo y dirigida por José Daniel Figueroa.

El texto tiene el alma de stand-up comedy: narra episodios cotidianos de una manera muy divertida. Situaciones que quizá planteadas distinto (o viviéndolas en carne propia) serían una verdadera pesadilla.

Está compuesto por monólogos –interpretado uno por cada uno de los personajes- – donde cuentan el momento en que la vida los supera y, empujados por la neurosis colectiva y ciertas prácticas del capitalismo, llega de pronto aquella gota que derrama el vaso sin previo aviso.

Hace una evidente referencia –incluso mencionada durante la obra– a la película estadunidense Un día de furia, donde el personaje (Michael Douglas) decide tomar decisiones extremas tras un par de episodios de la tortura cotidiana ante la cual estamos acostumbrados a guardar silencio, pero que en este caso despierta la reacción violenta, la respuesta que nadie espera.

Haciendo uso de sólo cuatro sillas, los actores Ariana Figueroa, Catalina López, Rodrigo Ruiz y Jyasú Torruco nos llevan por un largo y tropezado recorrido por un día que inicia como cualquier otro y termina como ningún otro.

“Hamlet García aborda la soledad, la desesperanza, la alegría inmediata y efímera y la rabia desde una realidad actual donde los personajes, habitantes de una gran metrópoli, sobreviven como bichos a una rutina asfixiante”, cuenta el programa de mano.

La puesta es tan cotidiana, tan cercana a nuestras propias vivencias y conecta de forma tan natural con los espectadores que provoca carcajadas incontrolables. Se mofa de las injusticias, de los personajes positivos, de la forma de retratar la violencia e incluso del mismo teatro contemporáneo.

Y nos reitera que todos estamos en búsqueda de nuestro propio significado de la felicidad, aunque en el paso por el sueño nos despierte la alarma.

La obra se presenta los lunes a las 20:00 horas en el Teatro La Capilla (Madrid 13, Del Carmen, Coyoacán). Hasta el 28 de agosto.

Comentarios