Desmantelan red internacional de distribución de pornografía infantil; en México caen dos

MADRID (apro).— La Policía Nacional encabezó la Operación Tantalio, con apoyo de Interpol y Ameripol, para desmantelar una red de distribución de pornografía infantil a través de grupos de WhatsApp, que permitió el arresto de 50 implicados en 50 países, incluido México, donde se capturaron a dos pedófilos.

En este último país, requirió el desarrollo de un dispositivo “relámpago” nocturno, debido a que el domicilio del investigado estaba ubicado en una zona de elevada presencia de criminalidad organizada, anuncio hoy aquí la policía española.

En España se realizaron 11 arrestos, entre ellos los de un multireincidente, vecino de Tarragona, y un menor de edad sevillano que administraba uno de los grupos de la red social.

En Uruguay se detuvo a una persona que abusaba de sus dos hijas, de 6 y 15 años, y después compartía imágenes de los abusos con otros pedófilos.

En Panamá se aprehendió a un activo ciberacosador que, haciéndose pasar por menor en internet, contactaba con niñas y conseguía que le enviaran fotos íntimas para posteriormente coaccionarlas con su distribución.

La operación internacional permitió la localización de archivos inéditos de carácter pedófilo que están siendo analizados para averiguar la identidad de las víctimas y los autores.

Los investigadores españoles que escudriñan la red encontraron en la denominada “Darknet” (la red negra de internet), un enlace a la aplicación de telefonía de WhatsApp, que les condujo hasta un chat en el que pedófilos de varios países de habla hispana intercambiaban pornografía infantil.

A partir de este hallazgo, se hicieron nuevas investigaciones para localizar los diferentes grupos análogos creados por los participantes del chat detectado inicialmente, dando como resultado una investigación que implicó a 24 países con más de cien personas investigadas.

La parte de la investigación que se desarrolló en España culminó con la detención de once personas, una en la Comunidad de Madrid, tres en Cataluña, tres en Andalucía, una en Castilla la Mancha, una en Galicia, una la Comunidad Valenciana y una en Canarias.

En los registros a los domicilios de los presuntos responsables de estos delitos se incautaron diez computadoras, 18 discos duros, un dispositivo multimedia, 79 teléfonos celulares, dos tablets y más de un centenar de diferentes soportes para almacenar el contenido pedófilo.

En el análisis del material intervenido se detectaron archivos de pornografía infantil desconocidos hasta ahora para los investigadores, sobre los que se está trabajando para identificar a los abusadores y a las víctimas.

En Tarragona se detuvo a un multireincidente, detenido anteriormente en tres ocasiones, dos por distribución de pornografía infantil y otra por abusos sexuales a un mayor de edad.

Los agentes tuvieron que utilizar herramientas forenses para recuperar los archivos pedófilos, debido a que otro de los investigados realizaba borrados de seguridad periódicos de sus terminales informáticos.

En América Latina fueron capturadas 39 personas vinculados, incluso policías españoles participaron en los arrestos en apoyo a las autoridades en Bolivia y Colombia, con siete detenidos en cada uno de estos países.

Otros tres en Brasil, cuatro en Chile, tres en Costa Rica, dos en República Dominicana, dos en Guatemala, una en Italia, dos en México, una en Nicaragua, una en panamá, dos en Paraguay, dos en Uruguay y dos en Venezuela.

En el caso de Bolivia los detenidos se habían concertado para obtener un lucro económico de los archivos de carácter pedófilo, vendiendo el material ilegal recibido a otros usuarios bolivianos, también vía Whatsapp, previo pago mediante recargas al teléfono celular de los vendedores.

Comentarios