Organización anuncia debate judicial sobre maíz transgénico, tras cuatro años de impugnaciones

PUEBLA, Pue. (apro).- Tras cuatro años de impugnaciones, los tribunales mexicanos someterán a debate judicial las posibles afectaciones que pueden ocasionar los transgénicos sobre el derecho humano a la biodiversidad, a la salud y a la alimentación.

El abogado René Sánchez Galindo, representante de Colectiva Maíz, AC, explicó que es la primera vez en la historia de los organismos genéticamente modificados (OGM) que uno de sus cultivos, objeto de alteraciones, será sometido a juicio en toda una nación.

“Tribunales mexicanos, después de cuatro años de impugnaciones, han abierto el debate judicial sobre si su siembra acarreará daños a la biodiversidad y a la salud humana en el territorio que es centro de origen mundial del maíz”, señaló la organización en un comunicado.

Para llegar a este punto, el caso ha pasado por un juzgado federal, un tribunal de apelaciones, cuatro tribunales colegiados y la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Colectiva Maíz señaló que ahora en el juicio no sólo se analizará cada zona de cultivo, sino los potenciales daños a larga distancia y entre las diferentes regiones.

“Esto supera las evaluaciones que hasta antes de 2013 había practicado la Secretaría de Agricultura (Sagarpa) para siembras de tipo experimental y en programa piloto, que sólo se enfocan al área de liberación de los transgénicos”, indicó.

También, añadió, este debate judicial será diferente a otros sobre transgénicos que se han realizado o realizan en otros países, en los que solamente se estudian a los herbicidas o los daños que puede ocasionar exclusivamente un evento transgénico.

“… El debate judicial en México comprende las afectaciones que cualquier organismo alterado genéticamente pueda ocasionar sobre las reservas genéticas de los maíces nativos y sus parientes silvestres en México, es decir, sobre la biodiversidad de la cual depende el cultivo de este cereal en todo el orbe”, puntualizó.

Sánchez Galindo explicó que a este debate podrán acudir los especialistas mexicanos que han realizado estudios sobre las afectaciones que pueden causar los transgénicos a los maíces nativos y parientes silvestres.

Colectiva Maíz recordó que el juicio interpuesto por esta organización desde julio de 2013 pretende que la autoridad judicial federal declare que la liberación o siembra de maíces transgénicos en México dañará el derecho humano de las generaciones actuales y futuras a la diversidad biológica de los maíces nativos.

Además, afectará otros derechos relacionados como a la alimentación, a la salud y los derechos de los pueblos originarios. Por ello, demanda que se niegue los permisos para su siembra.

Desde septiembre de 2013 los tribunales federales han dictado diversas órdenes para suspender la siembra comercial.

En marzo de 2016, un tribunal de apelaciones sujetó a vigilancia judicial las siembras con fines de investigación científica. Sin embargo, la Sagarpa ha pospuesto la tramitación de tales permisos.

“Lo anterior arroja un logro de 46 meses en los que no se ha autorizado en el país siembra alguna de maíz transgénico, por mandato judicial”, indicó la organización autora del amparo colectivo.

Advirtió que las próximas semanas serán cruciales para conocer cuál será el futuro del maíz transgénico en México.

“Es necesario no confiarse y redoblar esfuerzos en la defensa del maíz en su centro de origen, salvaguardar la riqueza biocultural del maíz en su centro de origen, proteger el ambiente, la salud y estar alerta a las decisiones del Poder Judicial sobre nuestro principal alimento y bien común de la humanidad”, finalizó Colectiva Maíz.

Comentarios