Mando policiaco en Puebla quiso ser “justiciero” y fue asesinado en asalto a autobús

PUEBLA, Pue. (apro).- El director de la Policía Municipal de San Salvador El Seco, Mauro Aquino Delgado, fue asesinado cuando intentó frustrar un asalto a una unidad de la línea Autobuses Unidos (AU) en la que era pasajero.

De acuerdo con las primeras diligencias, los hechos se registraron la noche del miércoles 12 a la altura del municipio General Felipe Ángeles. Dos sujetos armados abordaron el camión 4950 de la línea AU y comenzaron a amenazar a los pasajeros para que entregaran sus pertenencias.

Pasajero procedente de Puebla, Aquino Delgado se puso de pie y comenzó a forcejear con los delincuentes, pero uno de ellos accionó su arma e hirió en el pecho al directivo policíaco causándole la muerte.

Este hecho forma parte de la crisis de inseguridad que afecta a Puebla.

Otro ejemplo de ello fue la reacción que el miércoles por la noche tuvieron pobladores de la Junta Auxiliar de San Lorenzo Almecatla, municipio de Cuautlancingo, cuando apedrearon a policías municipales y quemaron una patrulla, luego que éstos les impidieron linchar a un supuesto ladrón.

Según los habitantes, el sujeto identificado como Guadalupe Sánchez fue sorprendido cuando, junto con otras dos personas, trató de robarse una pipa de agua.

La turba colocó barricadas con piedras en la calle Adolfo López Mateos de esa localidad para impedir el acceso a las patrullas, ya que pretendían hacer justicia por su propia mano.

Sin embargo, los policías rompieron el cerco y lograron arrebatar al presunto delincuente de los pobladores, quienes reaccionaron con furia pues, además de lanzar piedras contra los municipales, destruyeron las patrullas P-5219, P-5206 y P-202, y quemaron una camioneta de la policía de Cuautlancingo.

Apenas el 8 de julio, habitantes del municipio de Nicolás Bravo lincharon a un supuesto ladrón, a quien remataron con arma de fuego y abandonaron su cuerpo en la plaza principal de la Junta Auxiliar de Felipe Maderas.

El pasado 6 de junio, habitantes de Tehuacán se agruparon para sacar de su casa a un supuesto delincuente al que apodaban El Pepino para golpearlo y prenderle fuego.

Además, en Puebla capital, a diario se registran situaciones similares en las que grupos de vecinos golpean a sujetos que atrapan al momento de cometer un acto delictivo y después exhiben sus fotos en las redes públicas con rostro y cuerpo ensangrentado como una advertencia para los delincuentes.

Comentarios