Eurodiputados piden que una comisión internacional investigue el espionaje en México

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una veintena de integrantes del Parlamento Europeo, del Bundestag alemán y del Congreso de los Diputados en España llamaron al gobierno de Enrique Peña Nieto a crear una comisión internacional que investigue los casos de espionaje en México.

En una carta enviada desde la Oficina ecuménica por la paz y la justicia de Múnich, Alemania, los legisladores solicitan “una investigación exhaustiva e imparcial de las denuncias por espionaje a activistas, periodistas, personas defensoras e integrantes del GIEI (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes)”.

En la misiva se expresa “la especial gravedad del espionaje” del que fueron objeto los integrantes del GIEI, “ya que incluso gozaban de inmunidad diplomática durante su estancia en el país y por la importancia de su misión para coadyuvar en las investigaciones del caso Ayotzinapa”.

Daniel Tapia Montejo, experto para México de esa Oficina, destacó que la rapidez con que se recolectaron las firmas -aun en periodo de receso parlamentario- es una muestra de la gravedad del problema y del compromiso de los y las firmantes en apoyar el fortalecimiento del Estado de Derecho en México.

“Sin una investigación independiente del caso, siempre quedará la desconfianza en los resultados de la misma, pues el Estado se estaría investigando a sí mismo”, expresó el activista.

Agregó: “Esperamos que las autoridades mexicanas reconozcan que aceptar ayuda internacional en este caso no es una muestra de debilidad, sino de fortaleza, en particular para enfrentar un problema tan grave como las denuncias por espionaje”.

Y remató: “Manifestamos nuestra profunda solidaridad con las personas que han sido víctimas del espionaje” en México.

En lo que va de 2017, Citizen Lab -institución académica adscrita a la Universidad de Toronto- ha publicado cuatro informes donde se destaca que en 2014 y 2015 el gobierno mexicano trató de infectar con el malware Pegasus los dispositivos móviles de activistas, defensores de derechos humanos, periodistas y políticos mexicanos, así como de miembros del GIEI.

Estas revelaciones derivaron en el escándalo bautizado en las redes sociales como #GobiernoEspía y provocaron la pérdida de confianza de la sociedad civil hacia el gobierno federal, lo que generó que organizaciones no gubernamentales abandonaran la Alianza por un Gobierno Abierto (AGA), hasta que las autoridades esclarezcan el uso de los programas espías.

Comentarios