“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Graco “regala” a Jorge Vergara el estadio Coruco Díaz

CUERNAVACA, Mor. (apro).- El Congreso del Estado decidió por mayoría de votos autorizar al gobierno de Graco Ramírez entregar por los próximos 15 años el aprovechamiento del estadio “Agustín Coruco Díaz” de Zacatepec a cambio de que los beneficiarios -una empresa propiedad del dueño de las Chivas del Guadalajara, Jorge Vergara-, mantengan un equipo de futbol profesional en la entidad.

De esta manera, el empresario obtendrá los beneficios de la utilización del estadio, cuya construcción costó más de 600 millones de pesos, a cambio de mantener en actividad en Morelos a la franquicia que tenía Coras de Tepic, transformada en el Atlético Zacatepec, cuyo director general es José Luis Higuera, también director de la empresa Grupo Omnilife-Chivas, propiedad de Jorge Vergara.

El decreto aprobado por el Congreso de Morelos autoriza al gobierno para que “celebre los actos jurídicos y administrativos idóneos y necesarios con la persona moral EZ Sports, S.A.P.I., sus filiales o subsidiarias, para que aproveche, sin costo, el inmueble identificado como el Recinto Deportivo ‘Agustín Coruco Díaz’”.

Según el documento, el gobierno de Morelos conserva la propiedad, pero le concede al club de Vergara la posibilidad de “explotar comercialmente el Estadio y a recibir los ingresos que se generen, para sus fines y para realizar en él todo tipo de espectáculos que contribuyan al desarrollo económico de la zona, proveer esparcimiento a los integrantes de la sociedad y prevalecer la tradición futbolera en Zacatepec, Morelos”.

A cambio, el club Atlético Zacatepec se compromete “a mantener un equipo profesional de fútbol de su propiedad que realice sus partidos oficiales en el Recinto Deportivo ‘Agustín Coruco Díaz’ durante todo el tiempo que lo utilice y tenga a disposición”. Además, deberá entregar al gobierno del estado “2,000 (dos mil) boletos para cada uno de los partidos como local en el Recinto Deportivo ‘Agustín Coruco Díaz’; el uso del palco oficial; otorgar un 50% (cincuenta por ciento) de descuento en la compra de abonos y boletos a los beneficiarios del Programa Estatal Beca Salario, o de otro programa que lo sustituya, en cualquier partido a celebrarse de sus equipos en el Recinto Deportivo en cita, y a promover la cultura del deporte y la práctica fútbol en la comunidad, colaborando con las instancias y autoridades de asistencia social para la consecución de sus fines”.

El “regalo” es por 15 años, de acuerdo con lo publicado: “La vigencia de los actos jurídicos y administrativos necesarios e idóneos que se autorizan a celebrar por virtud de este Decreto, será de 15 años, iniciando a partir de la fecha de su firma”.

Aunque se acota a la empresa EZ Sports, S.A.P.I., la posibilidad de “ceder o transmitir total o parcialmente los derechos derivados del presente Decreto y de los actos jurídicos y administrativos que se otorgan, e igualmente, si no hace uso de las autorizaciones que respecto del bien inmueble se conceden, dentro del plazo de seis meses contados a partir de la firma de los actos referidos, o si haciéndolo le diere un fin distinto sin contar con la aprobación expresa del Gobierno del Estado de Morelos, tanto el bien como las mejoras hechas al bien inmueble, se revertirán a favor del Estado, operando de inmediato la devolución”.

El pasado 20 de junio fue presentado en el “Coruco Díaz” el equipo Club Atlético Zacatepec, con la intención de subir a la primera división. Al evento acudió además de Higuera, el propio Graco Ramírez, así como exfutbolistas y el comentarista Raúl Orvañanos, quien fue portero profesional y jugó en el Coruco.

El estadio fue derruido y reconstruido por el gobierno de Graco Ramírez, con recursos provenientes de un crédito de dos mil 806 millones de pesos, de los cuales se destinaron casi 700 para la reconstrucción del estadio.

Dicho inmueble fue utilizado para los juegos del equipo Zacatepec Siglo XXI, mismo que durante tres temporadas buscó pasar a la primera división. Sin embargo, a pesar de que durante la última temporada llegó a la liguilla, fue liquidado 4-0 en abril pasado por los Dorados de Sinaloa en los cuartos de final.

El pasado 28 de mayo, cuando se jugó la final de la liga MX entre las Chivas y los Tigres en el estadio Omnilife, Graco Ramírez acompañó a Vergara en el palco principal. A través de su cuenta de Twitter, el mandatario morelense dio a conocer que la intención de acudir a la final no fue sólo para disfrutar del partido, sino para conseguir una nueva franquicia para el Zacatepec.

Desde el primer día de su gobierno, el 1 de octubre de 2012, el tabasqueño se comprometió a que Morelos reviviría las viejas glorias de los Cañeros, que antes de los años 80 ganaron cuatro campeonatos.

A partir de entonces, el gobierno estatal se asoció con el empresario distribuidor de medicamentos y dueño de Jardines de México, Víctor Sánchez. Sin embargo, el fracaso de abril pasado de los Cañeros llevó al traste el objetivo. Ahora el gobernador perredista busca que sea el grupo Omnilife el que le haga cumplir su promesa, así sea a cambio del usufructo de un estadio que costó casi 700 millones de pesos.

Comentarios