Desde noviembre de 2016 se pidió a la SCT cambiar el drenaje del Paso Exprés: Graco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, se deslindó de toda responsabilidad sobre el socavón en el Paso Exprés que ocasionó la muerte de dos personas la semana pasada y culpó de lo ocurrido a la Secretaría de Transportes y Vialidad por desatender las alertas que emitió su gobierno respecto del mal estado del drenaje.

En entrevista con el noticiero Despierta con Carlos Loret de Mola afirmó que fueron siete alertas las que emitió su gobierno a la SCT desde noviembre de 2016 cuando la Comisión Estatal de Agua le pidió a la SCT que cambiara el drenaje por uno del doble de tamaño, necesario para desahogar la caída de agua pues el que estaba era obsoleto.

Según Graco, en abril de este año la Secretaría de Protección Civil estatal hizo un recorrido por la vía recién inaugurada y encontró fallas “en todo el Paso Exprés”, fallas que –sostuvo—fueron reportadas a la SCT.

Es más, afirmó que el 2 de junio pasado, la Secretaría de Gobierno de Morelos urgió a la SCT a tomar decisiones porque “las cosas se están poniendo más graves”. La petición, según el perredista se hizo a través de una carta del ayudante de Chipitlán y una más del Ayuntamiento de Cuernavaca.

“Esto no hubiera ocurrido si hubiera atendido el cambio de ese tubo”, recalcó.

Incluso, afirmó que desde un principio se advirtió que el punto de la barranca, donde ocurrió el hundimiento, no estaba terminado y necesitaba obras de alcantarillado.

Por otra parte, Graco Ramírez negó que hubiera negligencia alguna de parte de su gobierno en el intento de rescate de las dos personas que perdieron la vida al caer en el socavón.

Según el mandatario los rescatistas llegaron desde las 6:00 horas, pero no pudieron bajar a auxiliar a las víctimas porque “el concreto se estaba cayendo”.

La dificultad en los trabajos de rescate, dijo, obedeció a que el concreto no tenía soporte alguno y mientras intentaban bajar a un rescatista caían grandes trozos de concreto, lo que complicó aún más las labores de auxilio

Por otra parte, en entrevista con Radio Fórmula, el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, aseguró que a Graco Ramírez le urgía abrir el Paso Exprés “para quedar bien” con la ciudadanía.

“Al final de cuentas al gobernador también le urgía abrir el Paso Exprés, al gobernador le urgía abrir esta obra antes de vacaciones de Semana Santa de toda la gente para que se vista diciendo que él ya abrió el Paso Exprés, para quedar bien con la ciudadanía”, dijo.

Calificó lo ocurrido en el Paso Express como una tragedia fuerte y difícil, “pero estas son las consecuencias de no hacer bien las cosas”.

Comentarios