UNESCO condena crimen de periodista hondureño en Veracruz y exige al gobierno de Peña no dejarlo impune

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Irina Bokova, directora general de la UNESCO, condenó hoy el crimen del periodista hondureño Edwin Rivera Paz, quien se refugió en México en junio y fue asesinado a balazos el pasado 9 de julio en el municipio de Acayucan, en Veracruz.

La búlgara urgió el gobierno mexicano a investigar el homicidio y subrayó que “la libertad de expresión y la libertad de la información en la región seguirán amenazadas mientras prevalezca la impunidad en los crímenes contra los periodistas y los trabajadores de medios”.

Rivera Paz huyó a México con su familia el mes pasado por miedo a las represalias que podía sufrir en su país, donde su colega Igor Abisaí Padilla Chávez fue asesinado el 17 de enero en la ciudad de San Pedro Sula.

Según la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), Rivera Paz permaneció en Acayucan mientras la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) terminaba el trámite para otorgar al periodista el estatus y las medidas de protección del refugio. Realizaba reportajes fotográficos y videos sobre la vida de los refugiados en Veracruz.

Pese a ello, el 9 de julio, individuos armados dispararon por lo menos cinco balas contra Rivera Paz, quien salía de una tienda. El crimen fue perpetrado a plena luz del día en la calle Porvenir de la colonia San Diego, ubicada en el municipio veracruzano.

El hondureño es el octavo periodista asesinado en México en 2017: Salvador Adame Pardo, Cecilio Pineda Birto, Miroslava Breach, Maximino Rodríguez Palacios, Javier Valdez Cárdenas, Ricardo Monlui y Filiberto Álvarez Landeros conocieron el mismo destino trágico, y hasta la fecha sus crímenes permanecen impunes.

Comentarios