Con ejecutado y narcomensaje, Los Zetas Vieja Escuela unido al CDG declaran la guerra al CJNG en Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).- La violencia ocasionada por células del crimen organizado recrudeció en las últimas horas en el sur de la entidad, con tres ejecutados en menos de 24 horas, integrantes que se hacen llamar Los Zetas Vieja Escuela en alianza con El Cártel del Golfo (CDG) le declararon la guerra a integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Hoy en el municipio de Agua Dulce, a 456 kilómetros de la capital del estado, un joven de unos 30 años de edad fue dejado tirado a la altura del basurero, cuyo cadáver tenía un impacto de bala en la cabeza y uno más en la mano izquierda, así como huellas visibles de golpes.

A un costado, una cartulina roja con letras negras, en donde integrantes de Los Zetas Vieja Escuela y del Cártel del Golfo aseguran que irán unidos para dar “batalla” en contra de “traidores”, “volteados” y todo aquel que se diga integrante del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

“Así se escondan en Villa (sic), Tuxtla, Xalapa, Poza Rica o Tijuana, donde sea los vamos a encontrar, bola de traidores”, consigna el mensaje.

Un par de horas antes, en la colonia El Tesorero, de Coatzacoalcos, fue encontrado amarrado y degollado Antonio Rodríguez, encargado jurídico del DIF municipal. El funcionario del Ayuntamiento había sido “levantado” días antes en un bar de la localidad.

Ayer, se confirmó que fue privada de la vida Patricia Herrera Martínez, estudiante de Gestión Empresarial de la Universidad Veracruzana, de 24 años de edad. Fue decapitada y su cabeza fue dejada en medio de la carretera Cosoleacaque-Jaltipan, el resto de su cuerpo aún no ha sido localizado.

Con la cabeza de Herrera Martínez, aparecen amenazas a integrantes de una célula criminal y a fuerzas policíacas que colaboran con ellos. La Fiscalía General del Estado ha mantenido el caso en total hermetismo.

La joven Herrera Martínez salió de su casa en Minatitlán la noche del viernes pasado, junto con cuatro amigas se dirigieron hacia el bar “La Tecolota”, alrededor de las 21:00 horas.

Entonces, unos sujetos descendieron de un coche tipo Versa, color blanco y con vidrios polarizados, e inmediatamente se dirigieron -relatan las amigas- a Patricia Herrera a quien le dijeron: “eres sobrina de El H”.

Con la cara de estupor, Patricia Herrera no supo qué decir y fue llevada con rumbo desconocido por los supuestos secuestradores.

Familiares habían comentado con medios de comunicación, que vía telefónica integrantes del CJNG exigieron un millón de pesos para devolver sana y salva a su hija.

El mensaje en una cartulina naranja decía así: “ciudadanía ya estamos aquí así como quedó la cabeza del cochino y esta perra (sic), van a quedar los demás perros mencionados. Fuerza Civil y Policías van a mamar (sic) no andamos jugando Pablo Herrera esto les pasa por voltearse siguen tus hijos y todo los perros que nos estorban”.

En Veracruz, de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) con corte diciembre2016-junio2017 se han registrado mil 445 homicidios –en los últimos 7 meses-, de los cuales, el propio gobernador Miguel Ángel Yunes ha reconocido que el 70 por ciento de los homicidios dolosos se debe a ejecuciones y ajustes de cuentas entre el crimen organizado.

Apenas el miércoles pasado, el secretario de Seguridad Pública (SSP), Jaime Téllez Marie, acudió a comparecencia con diputados locales, en donde reconoció los índices de violencia, responsabilizando a los gobiernos pasados de Javier Duarte y de Fidel Herrera de haber sido “permisivos” –dijo- con la entrada de grupos delictivos del narcotráfico.

Téllez admitió también que la SSP “no tiene recursos” para operar como quisiera, a cambio –dijo- “trabajamos con el corazón”.

La comparecencia se tornó ríspida cuando los diputados, Ernesto Cuevas y Fernando Kuri le exigieron su renuncia por los malos resultados, a lo cual, Téllez Marie respondió que Cuevas “lo toma personal” porque él ha sido intervenido manejando borracho y que en el caso de Kuri, a éste le negó haber dejado pasar unos camiones con material robado y cuyos automotores pertenecían a la empresa familiar del legislador en la región Córdoba-Orizaba.

Téllez también reconoció que no se ha podido avanzar en la depuración de policías como se pretendía, por el mismo tema de la insolvencia económica.

Comentarios