Ante el estreno de “Dunkerque”, el heroico rescate

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Christopher Nolan, director de la cinta Dunkerque, que se estrena este fin de semana en nuestro país, comentó al escritor Joshua Levin, autor del libro Forgotten voices of Dunkirk: “No la veo como una película de guerra sino como una historia de supervivencia”.

Levin entrevistó a Nolan para una edición posterior de su obra, en la cual platicaron sobre los orígenes del proyecto. Lo cuestionó sobre el hecho de que se apoyó en Hollywood para hacer una cinta profundamente británica: “Nosotros tratamos de abordarla de un modo íntimo, pero de todos modos es una epopeya, así que para ponerla en marcha hacían falta los recursos y la maquinaria industrial de Hollywood, y conseguir y canalizar esos recursos para contar la historia de una derrota, por épica que sea, resulta un tanto difícil. Pero la verdad es que lo que más nos atraía de la historia era precisamente que no se trataba de una victoria ni de una batalla, sino de una evacuación. De una historia de supervivencia”.

La cinta Dunkerque gira en torno al heroico rescate de alrededor de 400 mil soldados que estaban varados la playa de Dunkerque, Francia, durante la segunda Guerra Mundial, en un momento en que Francia y Bélgica se habían rendido ante la embestida nazi. Así pues, los soldados estaban rodeados por el enemigo con el mar a sus espaldas.

Dunkerque cuenta con un elenco que incluye a Fionn Whitehead, Tom Glynn-Carney, Jack Lowden, Harry Styles, Aneurin Barnard, James D’Arcy y Barry Keoghan, con Kenneth Branagh, Cillian Murphy, Mark Rylance y Tom Hardy.

Nolan dirigió la película con un guión propio, utilizando una mezcla de IMAX y película de 65 mm para llevar la historia a la pantalla. La película fue producida por Emma Thomas y Nolan, con Jake Myers como productor ejecutivo.

El equipo detrás de cámaras cuenta con el director de fotografía Hoyte Van Hoytema, el diseñador de producción Nathan Crowley, el editor Lee Smith, el diseñador de vestuario Jeffrey Kurland, el supervisor de efectos visuales Andrew Jackson, y el supervisor de efectos especiales Scott Fisher. La música fue compuesta por Hans Zimmer.

Recreando la epopeya

Christopher Nolan, director de la trilogía de Batman, habló acerca del milagro de Dunkerque:

“Lo que sucedió en Dunkerque es una de las historias más grandes de la historia humana, la última carrera de vida o muerte contra el tiempo. Era una situación de suspensión extraordinaria; esa es la realidad. Nuestro objetivo con esta película era lanzar a la audiencia dentro de los acontecimientos con un absoluto respeto por la historia, pero también con un grado de intensidad y, por supuesto, con un sentido de entretenimiento”.

Por su parte, la productora Emma Thomas platicó lo siguiente:

“Dunkerque es una película de gran espectáculo, pero también una historia muy humana y, de esa manera, es universal. Chris quería poner al público en el centro de la experiencia junto con los personajes, ya fueran los soldados en la playa, los pilotos en el aire o los civiles en los barcos”.

Nolan, como la mayoría de los británicos, se crio con la “historia mítica” de la evacuación de Dunkerque, y de la victoria que fue le fue arrebatada a los alemanes gracias a un esfuerzo de solidaridad del pueblo inglés.

La historia tuvo lugar a finales de mayo de 1940, cuando la Fuerza Expedicionaria Británica, junto con las tropas francesas, belgas y canadienses, fueron obligadas a regresar a las playas de Dunkerque. La costa inglesa estaba a 26 millas de distancia, pero era complicado rescatar a los soldados: La playa tenía poca profundidad, por lo cual era imposible que grandes buques navales británicos rescataran a los hombres.

La única esperanza eran las pequeñas embarcaciones, tanto militares como civiles, las cuales partieron de la costa sur inglesa. A la misión se le dio el nombre código de Operación Dynamo.

Joshua Levine, consultor histórico de la película, está convencido de que el evento es algo más que una historia británica:

“Fue un evento masivo que todavía tiene importancia internacional. Todo lo que se celebra en la segunda Guerra Mundial –en Gran Bretaña, en Estados Unidos y en todo el mundo– no habría ocurrido sin la evacuación de Dunkerque. Fue increíblemente importante. Si los miembros del ejército británico hubieran sido asesinados o hecho prisioneros, Gran Bretaña casi seguramente se habría rendido y, probablemente, viviríamos en un mundo muy diferente hoy en día. Para mí, Dunkerque es la preservación de la libertad. Una vez que esos buques estaban en marcha, el mundo todavía tenía una oportunidad”.

El elenco

Christopher Nolan buscaba autenticidad no sólo en la parte visual sino también en la actoral:

“En cada uno de los tres hilos de la historia quería actores que estuvieran cercanos a las edades de los personajes. Estábamos decididos a ser fieles a la realidad de los jóvenes que estos individuos habían sido cuando lucharon en este terrible conflicto. Algunos de ellos eran sólo niños. Queríamos caras nuevas para que el público pudiera experimentar estos acontecimientos a través de sus ojos”.

Así pues, en este contexto, encontramos en la cinta a actores como Fionn Whitehead, quien hizo su debut en la pantalla grande en el papel de Tommy, un joven soldado bajo fuego que apenas escapa de la ciudad vecina para encontrarse atrapado con cientos de miles de soldados en la playa de Dunkerque. Al respecto, el actor ha comentado a los medios:

“Tommy es el clásico soldado promedio. Es muy joven e inexperto, y probablemente no sabía para qué se estaba enlistando. Pero es ingenioso y está decidido a hacer todo lo que pueda para sobrevivir”.

Otra de las promesas actorales nuevas es Aneurin Barnard, quien interpreta a Gibson, el compañero de penas de Tomy:

“La única manera de que salgan de esa playa es llevando una camilla juntos y tratando de llegar al barco hospital al final del dique. Así que adoptamos una relación muy rápida, y esta confianza tiene que suceder de inmediato. Los dos tenemos la vida del otro en nuestras manos”.

Ambos personajes se toparán con Alex, interpretado por la estrella pop Harry Styles, quien también debuta en largometraje:

“Alex es un joven soldado que parece agradable, pero también tiene un lado rudo –de acuerdo con Styles–. El está un poco más endurecido que los otros chicos. A Alex le gusta la idea de ser eso, pero también está muy asustado. Creo que, para los chicos en uniforme, no importaba lo que el tipo a tu lado hizo. Eran tú y él. Era el sentimiento de ‘está bien, estamos en el mismo lado, así que estamos haciendo esto juntos, nos vamos a ayudar mutuamente’. Es pura camaradería. Es posible que ni siquiera supieran el nombre del otro, pero en realidad eso no importaba. Está en el mismo uniforme que tú, así que estás en el mismo equipo. Es como una familia”.

La filmación

Según datos de la producción, el objetivo principal de Nolan era poner al público directamente en la playa, a bordo del barco que atravesaba el Canal, y en la cabina de los Spitfires, Para eso rodó la película con una combinación de IMAX y en 65bmm, algo que nunca había hecho anteriormente:

“La razón por la que filmamos en IMAX es porque la calidad inmersiva de la imagen es insuperable. Cuando te sientas en el cine, la pantalla desaparece y realmente tienes un sentido muy táctil de las imágenes. Se presta a increíbles panoramas y acción a gran escala. Pero también hemos encontrado a lo largo de los años que si la usas para situaciones más íntimas, crea una inmediatez muy atractiva. Así que, si podíamos lograr las tomas de la mayor manera física posible, la recompensa valdría la pena”.

Dunkerque, de Christopher Nolan, se estrena este jueves 27 en las salas de cine comercial.

Comentarios