“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

“Asombrosas criaturas”, de Theo Jansen

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Laboratorio Arte Alameda exhibe por primera vez en México las Asombrosas Criaturas, realizadas por el físico y artista holandés Theo Jansen (1948).

Ocho criaturas nombradas como bestias de playa han sido creadas desde 1990, y son exhibidas actualmente para el público mexicano, que podrá conocer su evolución biológica, que han ido perfeccionándose y complejizando a través de los años.

La propuesta medular que impulsa a Jansen consiste en crear criaturas autónomas, construidas a partir de tubos de manguera de plástico, utilizado comúnmente como aislante en las instalaciones eléctricas, logrando movimiento por medio del viento.

Estas estructuras, que funcionan como esqueleto y que se han ido perfeccionando, tienen forma de animales o de insectos gigantes.

El montaje ha sido pensado de tal manera para que los visitantes puedan conocer de manera clara cómo ha sido y sigue siendo el proceso creativo de estos seres que cobran mediante los diferentes mecanismos que ha utilizado el artista, para que el público poder accionar algunos de ellos de forma mecánica y otros con bombas de aire.

Es importante conocer los motivos del físico al crear estos seres que acaban convirtiéndose en entes orgánicos, generando una realidad inquietante entre la ficción y la realidad.

El origen de la construcción de las bestias es básicamente la utilización de los misterios matemáticos que guarda el 13, “número sagrado”, que Jansen calculó hace 25 años con programas informáticos que miden la longitud de los tubos que componen las patas y definen la particular forma de caminar de los animales de la playa.

El concepto de evolución en su propuesta es fundamental, pues el artista ha definido que los sobrevivientes de estos animales, con el invento de nuevos mecanismos, van empujando a las siguientes generaciones, de tal suerte que crean su propio sistema evolutivo para ir creando criaturas más veloces, complejas y autónomas. Aquellas criaturas que no sobreviven acaban extinguidas y enterradas.

Además del valor poético que sin duda detonan esas criaturas, hay que preguntarse acerca de la evolución, la selección natural de las especies, reflexiones que se hacen desde máquinas autónomas.

También propone Jansen que funcionen como medios para frenar los efectos del cambio climático, tomando en cuenta la posibilidad que tienen para remover la arena y arrojarla a las dunas, ya que el mar cada vez está subiendo más y amenaza con hacer retroceder la tierra.

Esta singular exposición permanecerá abierta al público hasta el mes de agosto. El Laboratorio Arte Alameda se ubica en Doctor Mora 7, Centro Histórico.

Comentarios