“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Estudio detecta lesiones en 99% de los cerebros de exjugadores de la NFL

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un estudio publicado en el Journal of American Medical Association reveló que se encontraron lesiones en 110 de 111 cerebros que fueron donados por exjugadores de la NFL.

“En una muestra de jugadores de futbol americano fallecidos que donaron sus cerebros para la investigación, una alta proporción tenía pruebas neuropatológicas de CTE (Encelopatía Traumática Crónica), lo que sugiere que la CTE puede estar relacionada con la participación en este deporte”, se advierte en el estudio publicado este martes y que realizaron investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston y del hospital de veteranos de esa ciudad.

Es la mayor muestra de cerebros estudiada hasta la fecha desde que en 2008 se comenzó a investigar sobre el tema. Ambas entidades cuentan con un banco cerebros para hacer los análisis, aunque éstos fueron donados por los exjugadores que tenían una serie de síntomas que les hacía sospechar que pudieran tener algo.

La CTE sólo se puede certificar mediante una autopsia.

El estudio advierte que como las muestras de cerebros son de personas que tenían indicios de padecer la enfermedad, no se puede concluir con absoluta seguridad que jugar futbol americano esté directamente relacionado con la CTE.

La Encelopatía Traumática Crónica es una enfermedad degenerativa relacionada con recibir golpes en la cabeza que incluso pueden derivar en conmociones cerebrales y cuya sintomatología aparece incluso años después de que los jugadores concluyeron sus carreras deportivas.

El patólogo forense Bennet Omalu fue el primero en descubrir el fenómeno después de realizarse una autopsia al exjugador de los Acereros de Pittsburgh, Mike Webster, quien en 2002 se suicidó en condiciones extrañas.

Tras años de ignorar y negar el problema, finalmente la NFL reconoció las afectaciones cerebrales que la práctica de este deporte puede ocasionar a los jugadores.

En total, en la investigación se han examinado 202 cerebros de personas fallecidas que jugaron en alguna categoría del futbol americano, desde nivel escolar hasta la NFL después de los años sesenta.

El CTE está presente en 177, o sea, el 87% de los casos. Entre quienes sí jugaron en la NFL la proporción supera el 99%.

El estudio encontró signos de CTE en 21% de los 14 casos que jugaron hasta la preparatoria; 91% de los 54 que alcanzaron el nivel colegial; 64% de una muestra de 14 que jugaron futbol americano semiprofesional, y siete de los ocho jugadores que estuvieron en la liga canadiense.

Comentarios