Gobierno mexicano niega, por tercera vez, “complot” contra Venezuela

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por tercera vez en tres días, el gobierno mexicano negó que colabora con otros países para afectar a la administración de Nicolás Maduro, y aseveró que Venezuela lanza esta acusación “para distraer la atención sobre la grave situación por la que atraviesa ese país”.

En un comunicado elaborado de manera conjunta con el gobierno de Colombia, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) sostuvo que las declaraciones de Mike Pompeo, el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), no implican que “haya ninguna colaboración y menos aún que se busque perjudicar a ningún país”.

El lunes pasado, el canciller venezolano Samuel Moncado acusó a los gobiernos de México y Colombia de colaborar con la CIA para “lograr una transición” en Venezuela, apoyándose en las declaraciones que realizó Pompeyo el pasado 20 de julio, durante un foro en el Instituto Aspen.

En esa ocasión, el director de la CIA aseveró: “Tenemos gran esperanza de que haya una transición en Venezuela y lo que está haciendo la CIA es entender mejor las dinámicas allá, de forma que podamos comunicar a nuestro Departamento de Estado y a otros. (…) recién estuve en Ciudad de México y en Bogotá, una semana antes de hablar acerca de este mismo asunto y tratando de hacerles entender las cosas que ellos podrían hacer para obtener un mejor resultado para su región y la nuestra”.

En el boletín emitido esta tarde, los gobiernos de México y Colombia exigieron a su contraparte venezolana que “se conduzca con verdad, deje de difundir información falsa y dirija sus esfuerzos a la búsqueda de una solución a la profunda crisis que enfrenta”.

Durante la sesión ordinaria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que se llevó a cabo esta mañana en Washington, la delegación venezolana utilizó el mismo argumento para denunciar la injerencia estadunidense –con el apoyo de México y Colombia– en sus asuntos internos.

Luis Alfonso de Alba, representante de México ante la OEA, reviró entonces que el gobierno de Maduro crea “teorías de la conspiración que pretenden culpar a otros países de lo que ocurre en el país, al mismo tiempo que se amenaza o descalifica al contendiente político”, una práctica que el mexicano calificó de “lamentable”.

Comentarios