“El planeta de los simios: La guerra”, el fin de la trilogía en 2 mil 500 pantallas de México

CIUDAD DE MÉXICO.- Con El planeta de los simios: La guerra finaliza la trilogía que inició el director estadunidense Matt Reeves y se estrena en el país en dos mil 500 pantallas en formatos 2D, 3D, 4DX y 4XD, subtituladas y dobladas.

Vuelve César, líder de los simios, para hallar un lugar seguro dónde residir. Pero esa lucha con el humano perjudica a su familia y se llena de venganza, que lo asemeja a Koba, el gorila de laboratorio que sólo buscaba los ajustes de cuentas.

Según la trama, hace 15 años un experimento científico fallido dio origen a una especie de simios inteligentes y desató un virus que casi destruyó a la raza humana, llamado “la influenza simia”. Entonces, Koba no pudo resistir cobrar venganza de sus antiguos captores. En cambio, César siempre intentó restaurar el orden.

Los valores que se ofrecen para conseguir la paz y no la guerra quedan más claros en este filme: no a la venganza, no al poder sólo por poder, no a la traición ni a la esclavitud.

El filme cumple con su finalidad: entretener. Hay acción, efectos especiales y suspenso. El actor Andy Serkis, quien vino este viernes a México, como César, se integra bien a los efectos visuales que estuvieron a cargo de Weta Digital.

También participan Karin Konoval como Maurice, el asesor de confianza de César; Terry Notary como Rocket, mano derecha del protagonista, así como Judy Greer como Cornelia, esposa de César, y Toby Kebbell como Koba.

Woody Harrelson, nominado en dos ocasiones al Óscar, es el Coronel, un impulsivo soldado humano que sólo cree que una guerra apocalíptica puede salvar los últimos vestigios de la raza humana. Steve Zahn es el Simio Malo, un mono solitario que, aunque su nombre diga lo contrario, ayuda a César. Éste agrega la parte cómica y el humor al largometraje de 20th Century Fox.

Aleks Paunovic interpreta a Winter, un gorila blanco. Michael Adamthwaite está como Luca, el teniente gorila de César, quien forja un vínculo con Nova, una hermosa niña solitaria, y Ty Olsson como Rex, un gorila convenenciero que le hace el trabajo pesado a Coronel.

Serkis, conocido también por darle vida a otro personaje digital, Gollum, en la serie de Lord of the Rings, lleva al majestuoso César a las zonas más riesgosas y con matices más psicológicos. El actor dice que conducir a este personaje a una turbulencia personal en este filme, a través del dolor y el sufrimiento, y encuentros sorprendentes para encontrar su dignidad y nobleza como líder, “ha sido el reto más remunerador en mi vida”.

Agrega: “Interpretar a un personaje tan complejo e íntegro como César, desde su infancia hasta éste, el punto más crítico y profundo en su vida como líder, ha sido increíble”.

Personajes

Harrelson, quien en el papel del Coronel se bate con César en múltiples niveles, estaba anonadado con Serkis: “Andy es uno de los actores más talentosos con los que jamás me haya topado. Me dejó atónito ver cuánto poder puro es capaz de transmitir sin una palabra. Creo que nunca me he encontrado ese tipo de habilidad extrema para impartir emotividad a través de la mirada. Como actor, ni siquiera sé con quién compararlo… Así de original es. En ocasiones era tan conmovedor, que cuando terminaba una toma me ponía a aplaudirle”.

Serkis explica que todo esto fue posible para él, sólo porque Reeves generó un ambiente en el que entender las emociones internas de César fue de alta prioridad al momento de hacer que cobrara vida visualmente.

Harrelson dice de su papel:

“El Coronel es un tipo que sólo piensa en términos militares. Lo que entiende es la guerra. Después de haber visto cómo los simios se están adueñando del mundo tras la gripe simia, siente que es su deber como ser humano, con las habilidades que tiene, hacer todo lo que pueda para salvar la humanidad”.

Pero uno de los personajes más sorprendentes en El planeta de los simios: La guerra es una pequeña muda, devastada por el virus, llamada Nova. El papel lo efectúa Amiah Miller, de 12 años.

Lo llamativo son los efectos visuales. Una vez más, los realizadores recurrieron a los artistas de la compañía Weta Digital, ubicada en Nueva Zelanda. “Trabajar con Dan Lemmon y los artistas en Weta es muy inspirador”, según Reeves.

Weta Digital no ha dejado de evolucionar su tecnología de captura a lo largo de los tres filmes para asegurarse, sin importar hacia dónde se dirija la historia, que las actuaciones de los actores en el set siempre sean grabadas para que los animadores puedan ver la dinámica que está en juego.

Ahora se aprecian montañas y nieve.

“Weta es la mejor”, añade el coproductor y productor de efectos visuales Ryan Stafford, quien también trabajó en las películas previas de El Planeta. “Son los mejores en personajes, son los mejores en pieles y son los mejores en conseguir una colaboración creativa con los realizadores”.

El planeta de los simios: La guerra, le dio a Weta un nuevo desafío. Presenta una docena de personajes simios clave, más que en los filmes previos y también hablan con mayor sofisticación.

“Las expresiones faciales convincentes y la sincronía de labios son retos. Hacerlo para un personaje es muy difícil, pero una vez que nuestro reparto se expandió, hemos tenido que propagarnos en lo que podemos hacer facialmente, para que de verdad creas lo que estás viendo”, comenta Lemmon. “Hemos hecho mejoras no sólo en la tecnología, sino también en el arte que esto trae consigo”.

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha.

Comentarios