Ejecuciones vinculadas al narco han crecido 66% este año en la CDMX: Semáforo Delictivo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los homicidios relacionados con el crimen organizado en esta ciudad han aumentado 66% en lo que va de este año, informó Semáforo Delictivo.

De acuerdo con la organización, en el primer semestre de este año se documentaron 541 homicidios, de los cuales 104 corresponden a ejecuciones vinculadas al crimen organizado y representan un aumento de 66% con respecto al año pasado.

La mayoría de los asesinatos se concentraron en Iztapalapa con 21%, Gustavo A. Madero 18% y Cuauhtémoc con 11% del total.

“La Ciudad de México no está exenta de los problemas del crimen organizado, que se han incrementado en todo el país y las estadísticas lo confirman. Si queremos avanzar en las soluciones a toda esta violencia, es muy importante que primero se reconozcan los problemas”, advirtió Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo.

Subrayó que el homicidio no es el único delito que se ha incrementado en el año: “Hay un incremento de 56% en lesiones dolosas, robo a negocio con 19%, robo a casa 5% y robo a vehículo con 2%.

Y las demarcaciones donde se concentra más la violencia y la delincuencia son: Iztapalapa, Gustavo A Madero, Cuauhtémoc, Benito Juárez y Miguel Hidalgo”.

“La violencia nos ha incrementado en todo el país y la Ciudad de México no es la excepción. De continuar la tendencia, éste será el peor año de la historia reciente de México” advirtió.

Roel sostuvo que es momento de reconocer el fracaso de la estrategia del gobierno y avanzar hacia otras soluciones.

“Necesitamos construir estrategias de paz y no de guerra, y una de ellas es empezar con la regulación de algunas drogas. Esto es lo único que podría quitarle poder económico al crimen organizado. Es una estrategia muy inteligente que otros países han implementado con éxito”, afirmó Roel.

En su opinión, es tiempo de que México regule la mariguana recreativa y la amapola médica como un primer paso.

“Los mercados se combaten con economía, no con policías. Pero el Plan Mérida nos metió en la estrategia equivocada desde el 2008. Es un plan absurdo que los Estados Unidos no aplica en su propio territorio porque no baja consumos, ni oferta de drogas; por el contrario, se crea un mercado violento y corruptor de plata y plomo. La prueba más reciente la tenemos en el caso de la mafia de Tláhuac.

“Sin embargo, nos preocupa que el Jefe de Gobierno (Miguel Ángel Mancera) siga queriendo tapar el sol con un dedo. No olvidemos que el narcomenudeo es mucho más violento que el mercado de exportación. Empero, no sugerimos administrar el problema sino ir al fondo del asunto que es arrebatarles el mercado y el negocio”, insistió Santiago Roel.

Añadió que le encantaría que Mancera Espinosa, como titular de la CONAGO, así como el resto de los gobernadores del país encabezaran un movimiento a favor de la regulación de las drogas como estrategia de reducción de daños y de paz para México, en lugar de minimizar el problema o pedir apoyo militar.

“No es posible que como mexicanos no lo entendamos después de 10 años de crisis”, concluyó Roel.

Comentarios