Peritaje independiente tumba versión de la PGJ-CDMX sobre suicidio de Lesvy (Video)

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un peritaje independiente vuelve a poner en entredicho los resultados de la investigación de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX) sobre el caso de Lesvy Berlín Rivera Osorio.

La indagatoria oficial concluyó que la joven de 22 años se suicidó el 3 de mayo con el cable del auricular de una caseta telefónica de Telmex que se encuentra cerca del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

Sin embargo, el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidios (OCNF) se dio a la tarea de encargar a un perito independiente un nuevo peritaje sobre la mecánica de la muerte y el resultado del mismo difiere del que arrojó la investigación de la PGJ capitalina.

El estudio realizado por Víctor Chávez Cornejo, maestro en criminalística por el Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), demostró que las pruebas criminalísticas de la PGJ “no tienen sustento”.

En conferencia de prensa, el especialista explicó que parte del peritaje consistió en reconstruir la mecánica de hechos del supuesto suicidio en el que tanto insistió el exprocurador, Rodolfo Ríos Garza, en julio pasado. Detalló que se repitió la maniobra de suicidio con una joven con el mismo peso y estatura de Lesvy -1.60 metros-, la altura de la caseta telefónica -1.40 metros- y la longitud del cable telefónico -80 centímetros-.

Luego de mostrar el video en que se aprecia la simulación del suicidio, el experto señaló que en ninguna de las posiciones referidas por la dependencia encargada de perseguir e investigar los delitos capitalinos se comprueba la maniobra suicida: de espaldas a la cabina telefónica no se logra la suspensión completa del cuerpo, y de frente, el cuello no alcanza la presión suficiente para lograr la asfixia.

Además, en ninguno de los intentos se logró obtener la postura del cuerpo tal y como fue encontrado, atado por el cordón de la cabina telefónica, en el “Camino verde” que comunica el anexo de la Facultad de Ingeniería con la Facultad de Química. Según el experto, la posición del cadáver de Lesvy “no coincide con una postura natural”.

A este hecho, añadió Chávez Cornejo, se suman las lesiones físicas encontradas en el cuerpo de la joven tras el peritaje forense y de las que dio cuenta Proceso en su edición 2125: un infiltrado hemático en la región pericraneal, fractura en el hueso hioides, hematomas en los brazos, piernas, además de una excoriación cerca del pómulo izquierdo.

De acuerdo con la investigación efectuada por este semanario, las lesiones craneales pudieron ser resultado de un cadenazo que la expareja sentimental de la joven, Jorge Luis González Hernández, ejerció contra ella y que está registrado en los videos de la PGJ, minutos antes de su muerte.

Chávez Cornejo también subrayó que debe tomarse en cuenta la evidente alteración del lugar de los hechos, puesto que los auxiliares de seguridad de la UNAM que encontraron el cuerpo le colocaron una lona encima, además de que nunca se acordonó el área del hallazgo.

En ese sentido, María de la Luz Estrada, coordinadora del OCNF, dijo que este peritaje es una prueba de que no es que la organización que preside está “aferrada” a vincular todos los casos de muertes violentas de mujeres como feminicidios.

“Queremos decirles con pruebas y evidencias que en este y muchos otros casos nos enfrentamos a feminicidios aún cuando las autoridades capitalinas se niegan a aceptarlo y a investigarlos como tal”.

Soltó: “El caso de Lesvy es el más emblemático porque estamos enfrentando claramente un feminicidio. Con estos y otros peritajes pediremos a Tribunal Superior de Justicia de la ciudad que se reclasifique el hecho como feminicidio y que no haya impunidad”.

Comentarios