Chocan policías y pobladores de Xochimilco por operativo contra mototaxis

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En un operativo con más de dos mil policías en las delegaciones Tláhuac y Xochimilco, –en esta última, con un choque violento entre habitantes y granaderos–, el gobierno de Miguel Ángel Mancera suspendió ocho establecimientos por venta irregular de autopartes, remitió 39 mototaxis al corralón y detuvo a cinco personas; cuatro policías resultaron lesionados.

A dos semanas del operativo en el que la Secretaría de Marina abatió a Felipe de Jesús Pérez Cruz El Ojos, líder de la agrupación delictiva que controlaba el narcomenudeo, la extorsión, los secuestros y otros delitos en Tláhuac, el mandatario capitalino dejó su oficina en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento y escoltado con un fuerte dispositivo de seguridad, encabezó la movilización policiaca y de servicios sociales.

Las acciones de “supervisión y seguridad” dieron como resultado la suspensión de actividades de ocho negocios por operar de manera irregular.

Según Mancera, éstos “comenzaron a proliferar en la zona, no tienen autorización, no cuentan con ningún tipo de permisos; supuestamente con permisos verbales para poder operar así”.

En el operativo participó personal de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), las secretarías de Seguridad Pública (SSP), Medio Ambiente (Sedema) y Protección Civil (PC) y el Instituto de Verificación Administrativa (Invea).

Al mismo tiempo, personal de las secretarías de Desarrollo Social (Sedeso) y Desarrollo Económico (Sedeco) “acercaron acciones y programas sociales” a la población.

Mancera Espinosa reiteró que los operativos de seguridad continuarán en toda la Ciudad de México.

Enfrentamiento en Xochimilco

Casi al mismo tiempo, pero en la delegación Xochimilco -pegada a Tláhuac-, la Secretaría de Movilidad (Semovi), apoyada con otros mil granaderos y personal del Invea, aplicó un operativo contra mototaxis que operaban en la demarcación de manera irregular. El saldo: 39 unidades decomisadas -entre ellas algunas conocidas como calandrias- que fueron trasladadas al depósito vehicular de Imán, perteneciente al INVEA.

Cinco personas fueron detenidas: cuatro hombres de 18, 19 y dos de 21 años de edad, así como y un menor de 17 años, por alborotar y agredir a la autoridad, mismos que fueron remitidos a la Agencia Central de Investigaciones de la Procuraduría General de Justicia capitalina, segùn informó la SSP.

Las acciones fueron en Tulyehualco y la colonia San Gregorio Atlapulco, donde los policías fueron recibidos con pedradas y bombas molotov, particularmente en las avenidas México y 5 de Mayo, cuyos habitantes alegaban que ese tipo de servicio es el sustento de sus familias y que tenían permisos “verbales” de las autoridades delegacionales.

El titular de la Semovi, Héctor Serrano, aseguró en su cuenta de Twitter que el operativo fue solicitado por el delegado en Xochimilco, Avelino Méndez, militante de Morena.

Comentarios