Alfredo Castillo y la campaña millonaria

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Entre 2015 y 2016 la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) gastó casi 90 millones de pesos en dos campañas publicitarias, pese a que su director, Alfredo Castillo Cervantes, arguye que el organismo tiene problemas financieros.

En 2015, cuando él tomó posesión, la Conade fue generosa con los medios y con agencias de publicidad para difundir una campaña del deporte.

Televisa se benefició con varios contratos por adjudicación directa: uno de 17.2 millones de pesos por el “servicio de difusión de la campaña denominada Tercer Informe de Gobierno” y otro por 12.9 millones, mientras Editorial Televisa se agenció un tercero por 172 mil 400 pesos.

TV Azteca, la segunda televisora favorecida, recibió 10.3 millones de pesos; en tercer lugar, la Organización Editorial Mexicana, propiedad de la familia de Mario Vázquez Raña –quien fue amigo cercano del presidente Enrique Peña Nieto–, obtuvo dos contratos, uno en 2015 y otro en 2016, por 8.2 millones en total.

La empresa de Olegario Vázquez Raña, Comercializadora de Servicios Imagen S.A. de C.V., firmó dos contratos por un total de 4.5 millones de pesos en el mismo bienio.

Mac Ediciones y Publicaciones S.A. de C.V. –otra empresa de medios afín al gobierno federal– obtuvo 2.5 millones de pesos en 2015 por el mismo concepto.

En suma, durante su primer año, Castillo repartió entre los medios y agencias de publicidad 83.1 millones de pesos.

En 2016 el recorte fue drástico: se redujo a 6.6 millones de pesos para difundir “Muévete en 30”, el programa de activación física. Ese año Castillo ya no repartió decenas de millones entre los medios.

Según consta en los contratos obtenidos a través del sistema CompraNet, en los primeros siete meses de este 2017 la Conade no ha erogado recursos federales para la promoción de campañas del deporte.

Este texto se publicó en la edición 2126 de la revista Proceso del 30 de julio de 2017.

Comentarios