La ONU denuncia 250 ejecuciones extrajudiciales en tres meses en la República del Congo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Unas 250 personas, entre ellas 62 niños, fueron víctimas de ejecuciones extrajudiciales en la región de Kasai, en la República Democrática del Congo, entre el 12 de marzo y el 19 de junio, según indica un nuevo informe de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

La investigación, de acuerdo con un comunicado del organismo, se basó en una serie de entrevistas conducidas por un equipo de ONU a 96 personas que huyeron de la conflictiva región congoleña en dirección a Angola.

Los entrevistados manifestaron que las fuerzas de seguridad locales fomentaron y ocasionalmente perpetraron actos violentos contra determinados grupos étnicos.

El equipo de Naciones Unidas fue testigo de las graves heridas y mutilaciones que habían sufrido los supervivientes, entre ellas la de un niño de siete años con la cara desfigurada y varios dedos cortados.

Por su parte, la Misión de Estabilización de ONU en la República Democrática del Congo (Monusco) identificó por lo menos 80 fosas comunes en la región de Kasai.

Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, llamó al gobierno de la República Democrática del Congo a tomar todas las medidas necesarias para proteger a las personas en la región de Kasai, independientemente del grupo étnico al que pertenezcan.

El conflicto en esta región se inició hace aproximadamente un año y enfrenta a una milicia local con las tropas gubernamentales, situación que ha provocado el desplazamiento de más de un millón de personas.

Comentarios