“¡No somos delincuentes, queremos trabajar!”, claman mototaxistas y exigen ser regularizados

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A 17 días del operativo de la Marina en la delegación Tláhuac, que culminó con la muerte de Felipe de Jesús Pérez Luna El Ojos, el gobierno capitalino mantiene a raya a los mototaxistas que prestan servicio en dicha demarcación de manera irregular, algunos de los cuales, por cierto, formaban parte de la red de halcones y distribuidores de la organización criminal que dirigía el extinto cabecilla.

Por tal motivo, este lunes salieron a la calle unos 500 mototaxistas y vecinos del pueblo de Tlaltenco para exigir a las autoridades del gobierno central que cesen los operativos en contra del transporte alternativo.

Al grito de “no somos delincuentes, queremos trabajar”, cerca de 350 agremiados de golfitaxis y mototaxis acompañados de sus familias repudiaron los operativos en San Gregorio, Xochimilco, que encabezó el jefe de gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera el pasado 27 de julio, con un saldo de cinco detenidos y 39 mototaxis asegurados.

“Estamos aterrorizados, nos manifestamos como ejercicio de prevención, no queremos que nos pase lo mismo”, aseguró Adrián Hernández, representante del Grupo Tlaltenco, que incluye a las cinco organizaciones de transporte alternativo en ese barrio.

Además del cese total de los operativos, los manifestantes exigieron que se reconozca el padrón elaborado en 2009 en el que se contabilizan entre tres mil y cuatro mil agremiados del total de las 34 organizaciones de transporte alterno que conforman la delegación.

También hicieron un llamado a la regularización de mototaxis y golfitaxis al explicar que los empadronados los doblan en número.

En este último punto añadieron que la regularización debe ser a partir de mesas de diálogo que incluyan a los transportistas agremiados no sólo de las organizaciones de Tlaltenco, sino de Iztapalapa y Xochimilco.

“No queremos politizar el asunto como lo están haciendo. Solamente estamos defendiendo el gremio”, señaló Adrián Hernández.

Delegado intercederá con Mancera

Tras esperar cerca de dos horas en la explanada delegacional, un grupo de diez representantes de las cinco organizaciones de mototaxistas de Tláhuac se reunió con el delegado Rigoberto Salgado Vázquez y Amed Gilberto Zamora Carranza, del área de Concertación del gobierno central de la ciudad.

Según explicó a los medios Adrián Hernández, el jefe delegacional se comprometió a gestionar con Miguel Ángel Mancera para que cesen los operativos en contra de los transportistas, mientras se lleva a cabo una segunda mesa de diálogo, la próxima semana.

En este sentido, el representante del Grupo Tlaltenco reconoció que si bien los agremiados saben que la actuación del jefe delegacional es “muy reducida, toda vez que la ley no le da facultades a la delegación, realmente lo que le pedimos al jefe delegacional es que tomara la responsabilidad de nosotros, porque él sí conoce de nosotros y así lo hizo”.

A pesar de que no se acordó la fecha para el encuentro, Adrián Hernández señaló que el pacto incluye que no sea más allá de la próxima semana y que se presenten la presidenta de la Comisión de Movilidad de la ALDF, la perredista Francis Pirín Cigarrero, el secretario de Movilidad, Héctor Serrano, un representante del gobierno central y un funcionario de la delegación.

Incluso sostuvo que de no llevarse a cabo lo pactado, tomarán medidas “más fuertes” y que ya no en la delegación.

“Insistimos: la gente de Tláhuac no somos violentos, somos gente trabajadora y solamente estamos luchando por lo que por derecho nos corresponde. Los mototaxistas de Tlaltenco no tenemos nada que ver con El Ojos, somos totalmente trabajadores. No podemos acusar, ni nos consta absolutamente nada de lo que se ha dicho en los medios. Nosotros somos totalmente trabajadores de un transporte que a todas luces es honrado”, concluyó.

Comentarios