En su día, indígenas repudian visita de Peña a Chiapas y los reprimen con gas lacrimógeno (Videos)

CHIAPA DE CORZO, Chis. (apro).- Con protestas y enfrentamientos con la policía, pobladores de esta ciudad colonial recibieron al presidente Enrique Peña Nieto en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Unos 500 hombres y mujeres se movilizaron con pancartas y consignas en las principales calles del centro del este pueblo mágico para manifestar su rechazo a la visita del mandatario federal, quien llegó a la Unidad Deportiva en compañía del gobernador Manuel Velasco Coello.

Desde antes de la llegada de Peña Nieto, los manifestantes sostuvieron varios choques con palos y piedras contra la policía, misma que respondió con gases lacrimógenos. La iglesia repicaba la campana para llamar a más pobladores.

Los inconformes con la visita del presidente de México se congregaron en el recién rehabilitado exconvento de Santo Domingo, un edificio arquitectónico del Siglo XVI que sirve de museo, sala para talleres artesanales, sala de exposiciones y conciertos.

Uno de los argumentos que movilizó a los chiapacorceños es la supuesta entrega de éste y otros monumentos históricos “a la Banamex”. Sin embargo, City-Banamex aclaró a Apro que no tiene nada que ver con esas versiones que circularon en la ciudad. Además, se deslindó de la supuesta entrega-recepción de estos monumentos históricos recientemente remodelados.

Aunque se anunció que después de su encuentro con los pueblos indígenas en Chiapa de Corzo, Peña Nieto recorrería las calles de esa ciudad colonial y supervisaría la rehabilitación de algunos monumentos históricos, al final el presidente sólo llegó, saludó a todos de mano en su camino y al final abandonó el lugar a bordo de un helicóptero.

En el acto, miles de mujeres vitorearon al mandatario federal con cantos como: “¡A la víbora, víbora de la mar, de la mar, por aquí puede pasar, adelante Peña Nieto y las mujeres van atrás!” y “¡Peña amigo, el pueblo está contigo!”. La mayoría de las asistentes eran beneficiarias del programa federal gubernamental Prospera de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y del programa estatal Bienestar para la Familia.

Mientras ellas echaban porras, junto a la iglesia de Santo Domingo de Guzmán el choque entre la Policía y los manifestantes no paraba. Algunos denunciaron el intento del ingreso de los uniformados al templo donde muchos pobladores se refugiaron tras la refriega. Palos y piedras fueron lanzados a los policías, pero éstos respondieron con gases lacrimógenos.

La petición de Velasco

El presidente Enrique Peña y el gobernador Manuel Velasco pusieron énfasis en incentivar las zonas económicas especiales en el marco de la celebración de los pueblos indígenas de México, integrados por alrededor de 15.7 millones de personas de unas 68 etnias diferentes.

Según el gobernador chiapaneco, “las zonas económicas especiales cambiarán el rumbo de la historia de los estados que conformamos el sur de México que está hoy aquí presentes y que durante mucho tiempo han luchado contra las desigualdades, los rezagos ancestrales, flagelos que han golpeado con mayor dureza a nuestras hermanas y hermanos indígenas”.

Agregó que “los chiapanecos estamos muy pendientes de que pronto pueda darse la promulgación de la zona económica especial para que comience a dar frutos para nuestros estados. Y así mismo, de manera respetuosa presidente, le pido como usted impulsó la zona económica especial para Puerto Chiapas, se puedan consolidar dos zonas económicas especiales debido a la diversidad que tiene Chiapas”.

Incluso, le pidió apoyo para desarrollar una zona económica especial más para el Centro y otra en los Altos de Chiapas para beneficiar a los municipios indígenas.

Sobre las Zonas Económicas Especiales (ZEE), el presidente Peña Nieto dijo que “se han venido adquiriendo la tierra para detonar proyectos productivos para que una vez que los anunciemos sea ahí lugares ancla para atraer proyectos productivos”.

En estados como Guerrero, Chiapas o Oaxaca, explicó, “no se ha podido crecer al mismo ritmo que otros estados de la misma geografía nacional”, en referencia al norte del país. Reconoció que varias de las acciones implementadas durante su administración, “aquí en esta región de nuestra geografía, por décadas se han dedicado recursos, pero aún no han logrado revertir la condición de rezago social y a veces de marginación y pobreza que se tiene en algunos estados”.

Por ello, sentenció que los cambios “no habrán de llegar sólo con que vengan del presidente de la República o de su gobierno. Estos cambios habrán de ocurrir en la medida que las comunidades hagan suyas…”.

Acto seguido, el mandatario federal reconoció a los diferentes pueblos indígenas de México y exaltó el apoyo de su gobierno para todos los pueblos originarios a través de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de México (CDI).

Luego, hizo la entrega simbólica de becas, certificados de identidad y reconocimientos, junto a Velasco Coello, y la directora general de la CDI, Nuvia Mayorga Delgado. En el acto, se entregaron apoyos de los diversos programas de la CDI, becas a beneficio de la Casa del Niño Indígena y certificados de mejoramiento de productividad.

Enrique Peña Nieto terminó su acto en medio de un fuerte operativo de seguridad con policías estatales y federales y voló en helicóptero hacia el Aeropuerto Internacional “Ángel Albino Corzo”, donde lo esperaba el avión presidencial.

En tanto, en Chiapa de Corzo los manifestantes y la policía seguían con sus choques y forcejeos.

Comentarios