Rescatan a 13 hondureños que fueron enganchados con promesa de trabajo y transporte barato

CELAYA, Gto. (apro).- Un grupo de 13 migrantes hondureños fueron liberados tras permanecer secuestrados en varias casas de seguridad por una banda de hombres y mujeres que operaban en Celaya y otros puntos del centro del país.

Los migrantes eran enganchados por las mujeres mediante ofertas de empleo y de alternativas de transporte barato, informó la Procuraduría de Justicia del estado.

Las casas de seguridad se localizaron en el Fraccionamiento Industrial de Celaya.

Un hombre, de 27 años, y una mujer, de 29, ambos originarios de Coahuila, así como otra mujer de nacionalidad nicaragüense, fueron detenidos. Al hombre le fue hallada un arma.

El procurador Carlos Zamarripa Aguirre informó que la dependencia tenía abierta una carpeta de investigación por el presunto tráfico de personas, por la cual “en diferentes domicilios se pudo rescatar a (…) migrantes que estaban siendo algunos extorsionados y otros ya pidiendo rescate o una cantidad a sus familiares”, algunos de los cuales están en Centroamérica y otros en los Estados Unidos, de donde varios de los secuestrados habían sido deportados y luchaban por volver.

Esta carpeta fue iniciada por la subprocuraduría especializada en combate al secuestro, y con los datos que se obtuvieron se efectuó un operativo con un grupo especial.

Las investigaciones han arrojado que otras nueve personas pudieron haber sido víctimas de este grupo delictivo que, se estima, operó durante unos cinco meses en la región.

Las primeras declaraciones de algunas de las víctimas, dos hombres procedentes de Honduras, de 24 y 31 años de edad, refieren que ambos llegaron a Celaya en ferrocarril y fueron abordados por una mujer que les ofreció trabajo.

Cuando ambos aceptaron, los llevó a una casa indicándoles que era la oficina de una empresa local, pero al arribar, fueron encañonados y obligados a permanecer encerrados con otras personas también de nacionalidad hondureña, todos los cuales eran vigilados por dos mujeres y un hombre, indicó la PGJE.

Otro grupo de víctimas fue contactado en Querétaro, con el compromiso de conseguirles transporte barato para que llegaran a su destino.

Al activar el operativo en los domicilios que se obtuvieron, los agentes encontraron a los migrantes atados y amordazados, en condiciones insalubres. Los mantenían así mientras efectuaban negociaciones con los familiares para el pago de un rescate.

Las tres personas detenidas fueron puestas a disposición de un juez.

Comentarios