Morena denunciará a Corral ante la FEPADE por “despilfarrar recursos” con intención político-electoral

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- La dirigencia estatal de Morena advirtió que denunciará ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) al gobernador Javier Corral Jurado por “despilfarrar recursos del erario con intención política electoral”.

Precisó que el pasado viernes 4, el panista presidió una reunión en el centro cultural Casa Chihuahua, a la que asistió el gabinete estatal, académicos, investigadores y líderes políticos del PAN y el PRD, con el objetivo de impulsar la candidatura presidencial de Corral rumbo al 2018.

Para el gobierno estatal se trató de “un acto democrático” que abre el diálogo y coloca a Chihuahua en la esfera nacional para aportar una reflexión con miras a la elección presidencial del próximo año.

En Ciudad Juárez, Andrés Domínguez Alderete, secretario de Organización del Comité Estatal de Morena, aseguró que con la conformación del Frente Amplio Opositor, panistas y perredistas buscan detener el impulso de su dirigente nacional, Andrés Manuel López Obrador.

El gobernador panista, dijo, será denunciado ante la FEPADE por actos anticipados de campaña, y lo exhortó a cumplir exclusivamente con su obligación como mandatario estatal.

El secretario general de Morena en el estado, Juan Carlos Loera de la Rosa, denunció que el encuentro del viernes 4 (denominado: “Chihuahua: problemas contemporáneos de México”) se realizó en medio de un cúmulo de problemas que aquejan a la sociedad chihuahuense, y se hizo con el uso de tiempo y recursos económicos públicos “para reunir a personajes de la vida política nacional”, muchos de los cuales coincidieron en cerrarle el paso a López Obrador.

“Al igual que en su campaña electoral, Corral recibió el espaldarazo de actores políticos que poco o nada tienen que ver con su principal obligación de gobernar para que los chihuahuenses vivamos con seguridad, progreso y bienestar, distrayéndose así de atender problemas neurálgicos del estado”.
Añadió: “El gobernador sirvió de anfitrión y moderador en un acto de catarsis para sus correligionarios panistas, entre ellos el dirigente nacional Ricardo Anaya y el exsecretario de Gobernación foxista, Santiago Creel, quienes cínicamente le apuestan a que los mexicanos olvidemos la actuación ladina que han tenido para favorecer los programas y estrategias de gobierno de corte neoliberal, causantes de la actual desgracia mexicana”.

Luego de recordar que cuando López Obrador buscaba la jefatura de Gobierno fue duramente criticado por varios panistas, entre ellos Creel, finalmente –subrayó– “le copiaron mal el modelo de políticas sociales, de transparencia y austeridad durante su gestión”.

En la campaña de 2006, puntualizó, Andrés Manuel, con su característico y agudo olfato político, enfatizó en el problema principal: la pobreza generalizada.

“Y desde 2012 a la fecha ha hecho el puntual señalamiento acerca de la caducidad del régimen actual, caracterizado invariablemente por el saqueo a la nación y la imperante corrupción que lo sostiene, avalado desde luego por la derecha del PRI y del PAN, así como la cada vez más aislada dirigencia perredista. (…) Lo de ahora es el cambio de régimen y la transformación del país, exactamente como el presidente de Morena lo ha venido planteando y luchando por ello en su itinerario por todo el país”, soltó.

Al igual que en los últimos 20 años, sostuvo, la propuesta del tabasqueño es contradictoria y burdamente retomada por sus adversarios, pero no solamente eso, “también se atreven a llamar a la unidad”.

Loera de la Rosa destacó que los interesados en concretar el Frente Amplio Opositor son Gustavo Madero, Jorge Castañeda, Guadalupe Acosta Naranjo, así como los dirigentes del PAN y PRD, Ricardo Anaya y Alejandra Barrales, respectivamente.

“Hoy introducen al aguaje a referentes históricos por la democratización del país, entre ellos Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, y caen de bruces en la trampa tendida por los alcahuetes de (Carlos) Salinas, representado en los periodos de (Vicente) Fox, (Felipe) Calderón y (Enrique) Peña. Pues bien, ahora resulta que los promotores de la reforma laboral, educativa, fiscal y energética llaman al cambio de régimen. En la exposición del pretendido análisis de los problemas contemporáneos concuerdan en que dicho régimen ha fracasado y ahora se llaman opositores”.

Pero ellos, apuntó, han sido parte de los fraudes electorales, de la degradación de la política en nuestro país. Han permitido las privatizaciones, el desmantelamiento del Estado mexicano, la pauperización del salario, la pérdida de los derechos laborales de la clase trabajadora, el sometimiento del modelo educativo a intereses extranjeros, la militarización del país, el surgimiento de la narco-política, el abandono del campo, la pérdida de la soberanía e identidad como nación.

El secretario general de Morena también denunció que los discursos contra el Tratado de Libre Comercio (TLC), los fraudes electorales, la migración forzada, el entreguismo del sistema, los índices de violencia y la pobreza generalizada, llegan demasiado tarde porque el daño está hecho y la puntilla la dieron ellos mismos con la perversa alianza entre el PAN, el PRI y el PRD al suscribir el Pacto por México.

“Hagan lo que hagan, la percepción de muchos no cambiará, son los mismos que le han hecho el juego al régimen y que ahora hipócritamente dicen combatir”, lanzó.

Señaló, asimismo, que en el encuentro del pasado viernes estuvo presente todo el gabinete de Corral y representantes de diversos sectores chihuahuenses.

Entre los invitados para dar su opinión destacan: Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Jorge Castañeda Gutman, Emilio Álvarez Icaza, Alfredo Figueroa Fernández, Porfirio Muñoz Ledo, Agustín Basave Benítez, Guadalupe Acosta Naranjo, Alejandra Barrales, Ricardo Anaya Cortés, Clara Jusidman, Martha Tagle Martínez, Fernando Elizondo Barragán, Santiago Creel Miranda y Gustavo Madero Muñoz

El PAN se adueñó de Unión Ciudadana
Luego de que el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, puso como ejemplo el modelo Chihuahua para ganar una elección con la Alianza Ciudadana, el presidente del movimiento Unión Ciudadana, Jaime García Chávez, cuestionó ese modelo y advirtió que finalmente el PAN se adueñó de él.

“(Anaya) se refirió al ‘modelo Chihuahua’, en obvia referencia al proceso electoral de 2016 del que resultó derrotado César Duarte, hoy prófugo de la justicia. Fue más que una insinuación a replicar la experiencia en 2018 de nuestro estado norteño”, señaló en uno de sus editoriales.

El activista que impulsó la primera demanda penal contra César Duarte, desde septiembre de 2014, cuestionó si Anaya sabe lo que pasó en Chihuahua, y de ser así –apuntó– “miente y engaña”.

Luego explicó por qué el modelo Chihuahua no es lo que se ha dicho: El “PAN de Chihuahua fue duartista de principio a fin del sexenio; sólo una ínfima parte de sus cuadros principales se decantó por caminar por una vía diferente y al impulso obligado de una insurgencia cívica que emanó de fuera de todos los partidos y que marcó una ruta diferente en contra de la subsistencia del régimen de corrupción e impunidad que practicó la tiranía en todos los órdenes de la vida local”.

De acuerdo con García Chávez, esa insurgencia cívica no tuvo una desembocadura electoral y partidaria por decisión propia, y no se dio porque la naturaleza de Unión Ciudadana lo impedía por su carácter abierto y auténticamente plural.

“Cuando se acercaron las elecciones locales de 2016, precisamente en las postrimerías de ese año, se intentó crear el Frente por la Unidad Democrática de Chihuahua, con un contenido electoral marcado por la búsqueda de apoyos pluripartidarios, y ese propósito fue abandonado en los hechos por Javier Corral y Víctor Quintana, y ya con la aparición repentina, pero protagónica y decisiva, de Gustavo Madero Muñoz, que regresó a Chihuahua a ‘lavar’ sus pecados por el Pacto con México, que a su tiempo apoyó también Corral Jurado”.

Reprochó que nada se hizo para que ese Frente funcionara con programa y actores propios, para que emergiera como alternativa, y esa situación –dio– la aprovechó el PAN para salir como única opción partidaria, como desembocadura de la insurgencia cívica. “Y fue así que ganó”.

Se constituyó un gobierno panista, y de la mencionada Alianza Ciudadana no hubo un solo diputado o regidor, por el contrario, muchos espacios fueron ocupados por la ultraderecha vinculada al duartismo, sostuvo. “Este gobierno local ha incumplido compromisos esenciales, que luego se denominaron ‘promesas del corazón’ y que van más allá de procesar a los corruptos priistas, iniciativa y lucha que el movimiento cívico enarboló y que jamás ha abandonado”.

En relación con la denuncia del 23 de septiembre de 2014, agregó, el gobierno de Corral hace mutis pretendiendo desfigurar una historia que está muy claramente establecida en la conciencia ciudadana de Chihuahua.

Sobre el movimiento nacional, precisó que no existe el precedente que se dio en Chihuahua: “La corrupción de Enrique Peña Nieto ha sido solapada, por decir lo menos, por el PAN de Anaya y Madero, piezas clave del rompecabezas de la partidocracia que azuela a México”

De acuerdo con el abogado experredista, la idea del Frente Amplio alienta la autoprotección de un sector de la clase política para continuar reproduciéndose, y es exclusivamente un proyecto de poder al que le da cuerpo la militancia activa de los gobernadores “feudalizantes que están fuera de la ley al realizar acciones que la misma les tiene vedadas”.

Destacó que el diálogo siempre es fecundo, pero sólo cuando es incluyente, porque el “diálogo” de los de arriba, de los que tienen poder, suele ser excluyente.

“Lanza el mensaje de que el pasaporte para incluirse en él lo da la posibilidad, exclusivamente, a quienes tienen recursos públicos, destinados para alentar proyectos ‘anti’, con los que quieren prolongar su vida política”.

En ese sentido, llamó a “avanzar históricamente” y sostuvo que no hay duda de que la ruta de México va por otro rumbo, es decir que es necesaria la derrota del régimen actual y su partido, el PRI.

“El péndulo de la historia se mueve a la izquierda. Queremos, como dijo el filósofo legendario, seguir avanzando e ‘impedir que lo grande que ha producido nuestra época se reabsorba en el fermento ya descompuesto de tiempos pasados’. El PAN, la partidocracia en general, está en ese tiempo; el país lo sabe y quiere abrir otras compuertas”, concluyó.

Comentarios