“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

La CIDH condena intento de asesinato de defensor de la comunidad LGBTI en Honduras

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A un mes de sucedido, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el intento de asesinato contra David Valle, defensor de los derechos humanos de las personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersex (LGBTI) en Tegucigalpa, Honduras.

En un comunicado, el organismo llamó al gobierno hondureño a adoptar medidas específicas para abordar “de manera efectiva y con debida diligencia” el patrón de violencia contra defensores y defensoras de derechos humanos de este grupo de la población.

La CIDH informó que el pasado 10 de julio, David Valle fue atacado con un arma blanca por un hombre desconocido en su residencia en Tegucigalpa y quedó gravemente herido en múltiples partes del cuerpo.

El ataque ocurrió después de que el defensor de la comunidad LGBTI solicitó medidas de seguridad al Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos de Honduras, pues ya había recibido amenazas debido a su labor. Sin embargo, la única medida que le dieron, fue la instalación de un equipo de cámaras de seguridad en su oficina, sede de la organización Centro para la Cooperación y Desarrollo LGBTI – Somos CDC.

La CIDH informó que toma nota de la investigación del caso que lleva la Procuraduría General de la República de Honduras. Y llamó a las autoridades a conducirla “de manera efectiva y con la debida diligencia” a fin de esclarecer los motivos y circunstancias del atentado en contra Valle e identificar y sancionar a sus agresores.

El organismo interamericano recordó que lleva el seguimiento a diversos casos de violencia contra personas defensoras de los derechos de las personas LGBTI en Honduras, entre ellos, el asesinato de Paola Barraza, mujer trans y miembro de la junta directiva de la Asociación LGTB Arcoíris; y el de René Martínez, defensor LGBT en San Pedro Sula.

Ante el escenario de violencia, la CIDH pidió a las autoridades hondureñas adoptar medidas efectivas en materia de prevención, investigación y sanción de este patrón de violencia.

Y es que, según información publicada por organizaciones de sociedad civil, desde 2015 fueron registrados 269 asesinatos de personas LGBTI en ese país centroamericano.

Al respecto, el comisionado Francisco Eguiguren Praeli, relator sobre los Derechos de las Personas LGBTI de la CIDH, dijo:

“El Estado hondureño debe avanzar en la adopción de medidas legislativas y de políticas públicas para dar una protección efectiva a defensoras y defensores de derechos de personas LGBTI, así como adoptar todas las medidas necesarias para garantizar su derecho a la vida, la integridad y seguridad”.

Por su parte, el relator sobre Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, el comisionado José de Jesús Orozco, añadió:       “Estas políticas deben incluir la implementación de un programa de protección integral de defensores y defensoras de derechos humanos que tome en consideración los factores de riesgo específicos a los que están expuestos las personas que defienden los derechos de las personas LGBTI, por ejemplo, mediante protocolos especializados”.

Luego, añadió: “Las medidas de protección adoptadas deben además combatir los factores de riesgo que originan la violencia contra defensoras y defensores de derechos humanos de manera que se garanticen las condiciones para que las y los defensores LGBTI en Honduras puedan ejercer libremente su importante labor de defensa de los derechos humanos”.

Comentarios