El gobernador de Tabasco se descarta como presidenciable en 2018

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Porque no tiene cultura “trepadora”, el gobernador Arturo Núñez aseguró que concluirá su sexenio el 31 de diciembre de 2018 y calificó de “vil calumnia” que su esposa Martha Lilia López busque un cargo de elección popular.

“No tengo cultura trepadora, no soy de los que llega a un cargo y ya está pensando inmediatamente en el otro, primero me quedo a demostrar para qué quise llegar a ese cargo”, atajó el mandatario perredista.

“Cualquier otra tarea puede esperar porque para eso me preparé, para servir a los tabasqueños”, manifestó ante versiones de que dejaría el gobierno antes de terminar su sexenio.

“A un cargo se llega para demostrar por qué quería uno llegar, hay quienes apenas llegan a un cargo y ya están pensando” en el siguiente, añadió.

Núñez reveló que le han hecho algunas propuestas en el contexto que vive el país, y aclaró que su mensaje no lleva dedicatoria para quienes buscan la gubernatura en 2018, “más que la ratificación de una convicción”.

“No porque eso tiene que ver con el calendario electoral, eso es ineludible, yo fui senador y pedí licencia antes de concluir porque quería ser candidato (a la gubernatura en 2012). No es esa la lógica, la lógica es de los que no calientan lugar”, sostuvo.

Reiteró que seguirá trabajando con empeño y dedicación para entregar buenas cuentas a los tabasqueños y aclaró que bajo ninguna consideración política que no sea la de acompañarle en servir a Tabasco, su esposa Martha Lilia buscará cargo de elección popular.

“Cualquier consideración de que mi esposa busca un cargo de elección popular es una vil calumnia y provocación de quienes no tienen más capacidad de análisis que andar calumniando el trabajo social que hace la presidenta del DIF de Tabasco, que es servir a los más vulnerables”, señaló.

“Mi esposa y yo estaremos sirviendo a los tabasqueños, yo en la gubernatura y ella en la presidencia del patronato del Consejo Consultivo del DIF Tabasco hasta el 31 de diciembre del 2018, y después seguiremos sirviendo a México en la trinchera que nos toque”, sostuvo Núñez.

Y es que en la medida que se acerca el 2018 arrecian los rumores y versiones sobre aspiraciones de diversos actores políticos, principalmente para la gubernatura del estado.

En Morena se da como un hecho que el candidato será el dirigente estatal de ese partido, Adán Augusto López Hernández, un expriista que en el año 2000 coordinó la campaña de Manuel Andrade Díaz para la gubernatura, cuyo triunfo anuló el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) por fraudulento.

Por el PRD se menciona al alcalde del municipio de Centro, cabecera de Villahermosa, Gerardo Gaudiano Rovirosa, nieto del exgobernador Leandro Rovirosa Wade y becario de Andrés Manuel López Obrador cuando el tabasqueño y dirigente nacional del Morena ocupó la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

También el exdiputado federal y local y actual senador de la República, Fernando Mayans Canabal.

El diputado local y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso del estado, José Antonio de la Vega Asmitia, excandidato a la gubernatura por el PAN en el año 2000.

Además, el secretario de Desarrollo Económico y Turismo (Sdet) del gobierno del estado, Gustavo Rodríguez Rosario; y el diputado local y exdirigente estatal del sol azteca, Juan Manuel Fócil Pérez.

En el PRI destaca la diputada federal y exlideresa estatal del tricolor, Georgina Trujillo Zentella, hija del exgobernador Mario Trujillo García.

Benito Neme Sastré, director de Caminos y Puentes Federales (Capufe) e hijo del exgobernador Salvador Neme Castillo.

La exdiputada federal y exvocera del gobierno de Roberto Madrazo, Ady García López; e Ignacio Lastra Marín, director general de Zonas Tropicales de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Comentarios